Restaurantes

Restaurante Desencaja, en Madrid

29 septiembre, 2016

Restaurante Desencaja (Madrid)

Conoce el proyecto personal del cocinero Iván Sáez: un restaurante muy agradable, con muy buena materia prima y una cocina de calidad. Comemos en Desencaja.

El restaurante del que os vamos a hablar hoy merece la pena. Se trata de un pequeño y confortable restaurante en el que se come muy bien a un precio más que razonable.

Iván Sáez, chef y dueño de este restaurante, ha pasado por cocinas tan prestigiosas como Lágrimas Negras, Zorzal y por varios restaurantes de Martín Berasategui. En Desencaja (Paseo de La Habana, 84, Madrid) propone un restaurante con su sello personal y una cocina a base de platos tradicionales de corte renovado. Apuesta por la cocina de mercado y de temporada, con muy buena materia prima y una elaboración muy cuidada.

En su oferta se puede comer a la carta o bien apostar por sus propuestas de menú, todos ellos son ciegos (a elección del chef):

Menú ‘El rayo verde’: solo se sirve de lunes a viernes a mediodía. Consta de entrante, plato principal, postre o café y una bebida. Precio: 15 €.

Menú ‘Viaje a la luna’: incluye snack box (aperitivo servido en una caja), 2 entrantes, 1 pescado, 1 carne y un postre. Precio: 32 €. Se puede incluir una tabla de quesos por 5€ o cambiarlos por el postre.

– Menú ‘Viaje al centro de la tierra’: incluye 11 platos a elección del chef. Se trata del menú degustación del restaurante. Precio: 50 €.

Tanto el menú ‘Viaje a la luna’ como el ‘Viaje al centro de la tierra’ se sirven solo a mesa completa y no incluyen bebidas.

¿Qué probamos en este restaurante?

Nosotros optamos por probar el menú ‘Viaje a la luna’. Todos los platos dependen de lo que haya encontrado el chef ese día en el mercado (son menús ciegos), por lo que no sabes qué platos probarás. Antes de empezar, el jefe de sala te pregunta por alergias o alimentos que no te gusten y ¡empieza la fiesta!

Para beber elegimos un vino francés, de la Borgoña, elaborado a base de uva pinot noir y la verdad es que nos gustó mucho. Esta delicada uva combina muy bien con casi cualquier plato.

Restaurante Desencaja- Snack box

Para empezar abrir boca, llegó nuestro aperitivo servido en una caja (snack box): un vasito de calamar en su tinta con espuma de brandada de bacalao y la piel de este pescado crujiente. Un bocado muy delicado. El guiso de calamares en su tinta estaba elaborado con calamares, tapioca y unas pequeñas bolitas a base de miga de pan. ¡Muy sorprendente! Combinaba a la perfección con la ligerísima espuma de brandada de bacalao y el crujiente de la piel de bacalao.

Restaurante Desencaja- Huevo roto a baja temperatura

El primer entrante fue un huevo roto a baja temperatura con boletus salteados, pan tostado y piparra frita.

Restaurante Desencaja- Patata asada rellena con mousse de tuétano

El segundo entrante nos sorprendió mucho: patata asada rellena de mousse de tuétano con velo de panceta ibérica y caviar ruso. Esa mousse de tuétano se quedó grabada en mi memoria. La combinación de sabores de este plato, nos pareció maravillosa.

Restaurante Desencaja- Cabracho asado

El plato de pescado fue cabracho asado con crema de marmitako, piperrada y espuma de champagne.

Restaurante Desencaja- Entrecot asado

Con respecto a la carne, el chef tomamos un entrecot asado con crema de patata, salsa de curry y chantarelas salteadas. Una pieza de ternera que se deshacía en la boca y que hace una muy buena pareja con el toque picante de la salsa de curry y las setas de temporada salteadas.

Restaurante Desencaja- Helado de coco con infusión de piña

El punto dulce lo puso un helado de coco, tierra de cacao, granizado de ron e infusión de piña fresca. Ligero y con una combinación de sabores de lo más tropical.

No podemos olvidarnos de hablar del pan de este restaurante. A diferencia de lo que ocurre en muchos buenos restaurantes, en Desencaja el pan es una auténtica delicia. Un pan de verdad, elaborado con masa madre, una vez que lo pruebes, no podrás parar (¡creo que nos comimos casi media cesta de pan!).

Con respecto al vino encontrarás una carta con buenas referencias nacionales e internacionales. Y una cuestión que nos sorprendió bastante: tienen propuestas de vino francés a muy buen precio.

Nuestra opinión del restaurante

Desencaja es un restaurante que te deja un sabor de boca delicioso. Encontrarás un pequeño comedor muy bien decorado, muy acogedor, con un personal muy atento que te hace sentir muy cómodo durante toda la comida.

En la cocina te encuentras un equilibrio perfecto entre materia prima y elaboración. Platos preparados a base de alimentos de temporada, siempre de gran calidad, preparados con una muy buena técnica. A todo esto hay que sumarle unos precios más que comedidos.

En resumen, Desencaja nos parece un restaurante perfecto para disfrutar con los cinco sentidos, que merece la pena probar.

Eso sí, en fin de semana conviene reservar porque cuando fuimos nosotros estaba prácticamente lleno.

  • Valoración: Muy bueno.
  • Precio medio: 40 – 45 €/ persona.
  • Más información: Desencaja

Autor: Cigalita

Más restaurantes en Madrid:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.