Menús

Menú fácil para San Valentín

El Día de los Enamorados está a la vuelta de la esquina, ¿quieres sorprender a tu pareja con una cena romántica pero sin muchas complicaciones? Estás en el sitio indicado: no te pierdas este menú fácil para San Valentín.

¿Qué puedo preparar para quedar bien en una cena para dos sin tirarme mil horas en la cocina? Te damos ideas para configurar un menú fácil para San Valentín.

Recetas fáciles para San Valentín

Zamburiñas a la plancha: si os gusta el marisco y queréis daros un pequeño homenaje, estas zamburiñas son el entrante ideal para una cena especial. Compra un buen producto (pueden ser zamburiñas congeladas sin ningún problema) y cocínalas a la plancha en unos segundos. Lo demás es disfrutar.

Tartar de salmón y aguacate: es un primer plato perfecto para una cena para dos. Si no te animas con el pescado crudo, puedes hacerlo con salmón ahumado sin problema.

Solomillo de cerdo al horno con bacon: este solomillo se prepara al horno (que es el que hace todo el trabajo). Tú solo tienes que envolverlo en bacon, atarlo muy bien y dejar que el horno haga el resto del trabajo.

Coulant de chocolate para el postre: ¿no dicen que el chocolate es un alimento afrodisíaco? Pues para terminar una cena como esta hay que acabar con un postre a base de chocolate. Este pequeño bizcochito que queda líquido por dentro es un auténtico capricho. Si no confías en que podrás desmoldarlo, un truco muy sencillo es cocinarlo en un ramenquín (molde de cerámica apto para el horno) en que lo presentarás tal cual. Así nunca fallas.

Un postre alternativo

La tarta red velvet cake (de terciopelo rojo) es un clásico de estas fechas. Eso sí, la proponemos como alternativa porque no es una receta fácil ni rápida.

Si quieres lucirte con esta tarta originaria de Estados Unidos, hazte con colorante rojo y ponte a ello. Se trata de un bizcocho jugoso y muy consistente acompañado de una cobertura que gusta a todo el mundo.

Cómo organizarte

Como verás hemos optado por recetas en las que el que más trabaja es el horno y que se pueden preparar con antelación.

Solo tendrás que poner la sartén para marcar el solomillo (que se cocina al horno) y para hacer a la plancha las zamburiñas, que se hacen vuelta y vuelta.

El tartar de salmón y aguacate no lleva ningún tipo de cocción. Solo tienes que cortar en dados tanto el salmón como el aguacate, marinarlos y montarlos.

Y mientras cenáis, pondrás a hornear los coulants para que estén listos justo en el momento en que terminéis el segundo plato.

Y ya solo te queda escoger unos buenos vinos y prepararte para disfrutar de esta deliciosa y especial cena para dos. Con este menú fácil para San Valentín acertarás seguro.

Autor: Chipirón

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta