Pulsa para ver el "Especial recetas para Navidad"

Sándwich mixto o bikini perfecto: todas las claves

Te damos las claves para preparar un sándwich mixto o bikini perfecto. ¡Todo lo que debes saber para que este bocadillo te quede de diez!

¿Te gusta el sándwich mixto pero siempre te queda seco? ¿No consigues que el queso se funda decentemente? ¿El pan no queda igual que el que tomas en algunas cafeterías? Te contamos todos los secretos para que tu sándwich mixto o bikini quede perfecto, con el pan jugoso, bien tostado y con el queso fundido en su punto exacto.

Cómo hacer un sándwich mixto o bikini perfecto paso a paso

Lo primero que hay que hacer es untar el pan de molde con mantequilla derretida o con aceite de oliva. Nosotros preferimos usar mantequilla que bien derretimos en el microondas o bien echamos directamente a la plancha, dejamos que se funda, repartimos bien por la superficie con ayuda de una brocha de cocina y, a continuación, ponemos el pan para que la absorba.

Dora las rebanadas de pan a fuego medio-alto por el lado que está en contacto con el calor.

Dale la vuelta al pan (en este punto asegúrate que tiene mantequilla también por el otro lado. Si no la tiene, añade algo más a la plancha) y coloca una loncha muy fina de queso sobre una de las rebanadas –si quieres extra de queso, puedes poner en las dos-.

Baja la temperatura del fuego, coloca una tapadera de cocina sobre el pan con el queso (este paso es básico para que el queso quede bien fundido) y deja que el pan se tueste por el otro lado y que el queso se funda con el vapor que se genera al haber tapado el pan.

En el momento en que el pan esté tostado y el queso fundido, retira la tapa y coloca unas lonchas finas de un buen jamón cocido o de lacón sobre el queso. Para terminar, tapa el jamón con la rebanada de pan que no tiene queso.

Córtalo en triángulos y prepárate para disfrutar de esta maravilla de sándwich mixto o bikini.

Claves para que tu sándwich mixto o bikini quede perfecto

1. El pan de molde

La primera clave de este bocadillo es elegir un buen pan de molde, que sea de calidad, y si quieres que quede más tierno, escoge uno que esté cortado en rebanadas gruesas.

Si te animas a hacerlo en casa, puedes hacer nuestra receta de pan de molde o bien el pan de molde de suero de leche en panificadora que es una auténtica maravilla y va muy bien para preparar esta receta. Incluso puedes animarte con un pan brioche y hacerte un mixto ya totalmente de lujo.

Como hemos comentado en el apartado anterior, para que quede bien tierno y jugoso es básico untarlo en mantequilla derretida o en aceite de oliva por ambos lados.

2. Usar una plancha o sartén plana y controlar la temperatura

A nosotros nos gusta más hacerlo en el fuego, usando una plancha de las que tienen rayas (para que queden marcadas en el plan), que usar una plancha eléctrica o una sandwichera, aunque puedes utilizar cualquiera de estos utensilios sin ningún problema.

La inducción tiene más potencia que cualquiera de estos otros aparatos eléctricos y el resultado suele ser mejor, ya que puedes ir regulando el fuego en función de tus necesidades.

Nosotros empezamos poniendo la plancha a fuego medio-alto para que se tuesten las rebanadas de pan y luego, al darles la vuelta y poner el queso, bajamos la temperatura para dar tiempo a que el queso se funda con el vapor que se genera y que, mientras tanto, el pan se tueste y no se queme.

3. Cómo fundir el queso

Es muy importante elegir un buen queso, que nosotros solemos comprar ya en lonchas. Pero en este punto es clave mirar los ingredientes del queso elegido y asegurarse que estamos comprando queso. Nada de tranchetes o cosas similares que no son queso. Solemos apostar por un gouda que tiene sabor y queda muy bien en este tipo de preparaciones.

Para que el queso se funda correctamente, hay que ponerlo sobre el pan tostado cuando está en la plancha y taparlo con una tapadera de cocina para que se genere vapor y ayude a fundirlo mientras se tuesta del otro lado del pan.

4. El jamón cocido o el lacón

Aquí básicamente hay que escoger un buen jamón cocido, mejor de categoría extra y mirar los ingredientes para que tenga el mayor porcentaje posible de carne. A nosotros nos gusta mucho optar por lacón que le da un toque de sabor muy interesante.

Tanto con el jamón como con el lacón hay que aplicar la misma norma: que tenga un buen porcentaje de carne y que la lista de ingredientes sea lo más corta posible.  

Y con estos pequeños trucos conseguirás un sándwich mixto o bikini perfecto. ¡Ideal para disfrutarlo en la merienda o en la cena!

Más recetas de sándwiches, bocadillos y canapés que no te puedes perder:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes