Pisto manchego con huevo

¿Quién puede resistirse a este delicioso plato de pisto manchego con huevo? Un plato de cocina tradicional que triunfa siempre. Te contamos cómo hacerlo.

El resultado es un plato muy sabroso al que pocos pueden resistirse y una gran forma de tomar un plato de verduras muy completo. Es perfecto para tomar como plato único en la cena o como primero en una comida. Eso sí, te recomendamos tener una buena hogaza de pan, porque este pisto manchego con huevo pide mojar sin dolor.

Pisto manchego - Receta fácil 1

Si a ti también te gustan estas recetas con la verdura como protagonista, no te puedes perder el colirroz a la cubana (o falso arroz de coliflor), que está delicioso y es facilísimo de preparar; los espaguetis de calabacín con salsa boloñesa son muy sencillos y están para empezar y no parar; con los espaguetis de calabacín con sepia tienes un platazo que sorprende a todo el mundo; y si buscas un primer plato para sorprender, las setas a la plancha con huevo y trufa son un acierto. Vamos a por la receta.

Otros contenidos interesantes

Ingredientes del pisto manchego con huevo para 4 personas:

  • 1 pimiento rojo.
  • 1 pimiento verde.
  • 800 gr de tomate natural triturado.
  • 1 calabacín mediano.
  • 1 cebolla mediana.
  • 1 berenjena (opcional)
  • 4 huevos.
  • 1 cucharadita de azúcar (opcional).
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva.

Preparación del pisto manchego con huevo:

Método tradicional:

Limpia y trocea las verduras (el pimiento rojo y el verde, el calabacín, la cebolla y la berenjena, si vas a usarla). Córtalas en trozos no demasiado pequeños ya que la gracia de este plato es que las verduras tengan textura.

– Pon a calentar una sartén grande donde quepan todas las verduras con un chorro generoso de aceite de oliva.

– En el momento en que el aceite esté caliente, añade la cebolla y el pimiento. Baja el fuego y deja que se cocinen a fuego lento hasta que estén tiernos. Puedes tapar las cazuela para que se vayan haciendo con el propio vapor que generan en la cocción.

– Cuando estas verduras estén blanditas, incorpora el calabacín y la berenjena, destapa la cazuela y cocina todo junto unos minutos. A nosotros nos gusta que estás dos verduras queden un poco más al dente para que haya contraste de texturas.

Pisto manchego - Receta fácil 2

– A continuación, incorpora el tomate natural triturado y cocínalo con las verduras a fuego lento (al chup-chup) durante unos 15 minutos.

– Espolvorea la sal y pimienta y si ves que el tomate tiene mucha acidez, puedes poner la cucharadita de azúcar, que servirá para corregirla.

Pisto manchego - Receta fácil 3

– Una vez listas las verduras, casca los huevos sobre ellas, salálos al gusto y tapa la cazuela para que se hagan al vapor.

-- Cocina los huevos, tapados, durante tres o cuatro minutos a fuego medio o hasta que veas que están cuajados pero la yema se mantiene perfectamente líquida.

Usando un robot de cocina (tipo Thermomix o My Cook):

– Limpia y trocea las verduras (el pimiento rojo y el verde, el calabacín, la cebolla y la berenjena, si vas a usarla). Para ello, cuando la verdura esté limpia, pica primero el pimiento rojo, el verde y la cebolla y después el calabacín y la berenjena (los vamos a cocinar por separado). Añade trozos grandes de verdura al vaso del robot de cocina y prográmalo 5 segundos a velocidad 5. Si quieres que quede más picadita puedes ponerla algo más de tiempo. Cuando esté lista, resérvala.

Echa el aceite al vaso de My Cook y caliéntalo a 120 grados, durante 1 minuto a velocidad 1.

– A continuación, coloca la mariposa en el robot de cocina e incorpora la cebolla, el pimiento rojo y el verde y prográmalo a una temperatura de 120 grados, a velocidad 2 durante 7 minutos.

– Después, echa el calabacín y la berenjena, también troceados, y cocina todo junto a la misma temperatura y velocidad durante 4 minutos más.

– A continuación, rectifica de azúcar o sal (si fuese necesario) y pasa el pisto a una sartén.

– Ponla a calentar a fuego medio, casca los huevos sobre el pisto, tapa la sartén y cocínalos durante tres o cuatro minutos o hasta que estén cuajados y la yema líquida. Ve controlando para no pasarte de tiempo.

– Y ya tienes un delicioso pisto manchego con huevo listo para darte un homenaje.

Autor: Cigalita

Más recetas con verduras que no te puedes perder:

4.8/5 (4 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.