Ensaladas y Verduras

Ensalada templada de calabacín, tomate y queso feta

Te proponemos una deliciosa ensalada templada de calabacín, tomate y queso feta que es ligera, saludable y nutritiva. ¿Se puede pedir más?

Ensalada templada de calabacín, tomate y queso feta

En otoño e invierno apetecen las ensaladas templadas. En este caso hemos optado por una mezcla que nunca falla: calabacín, tomate y queso feta. ¡Totalmente irresistible!

Tan sencillo como trocear, dar un toque de plancha al calabacín, elegir un buen queso feta, emplatar la ensalada en una fuente bonita y ya está el lío montado. Consigues una ensalada absolutamente deliciosa, que se prepara en cuestión de pocos minutos.

La combinación de estos tres ingredientes da como resultado un plato con un sabor muy mediterráneo que, además, es muy versátil ya que se puede servir como entrante en una comida, como acompañamiento de una pieza de carne o pescado e incluso como plato único en una cena.

Como siempre decimos, cuanto mejores sean los ingredientes que escojas, mejor será el resultado final, especialmente en las recetas que tienen tan poca elaboración. En este caso es fundamental escoger unos buenos tomates, a poder ser que sepan a tomate, y un buen queso feta, en nuestro caso hemos elegido uno que viene ya troceado y en aceite con especias, que le aporta un toque muy interesante al plato.

Si te gustan este tipo de ensaladas, no dejes de probar la ensalada templada de patata y bacon, la ensalada de salmón ahumado, naranja y nueces, la ensalada de otoño con granada, ensalada griega con queso feta y la ensalada templada de queso de cabra. Vamos a por la receta.

Ingredientes de la ensalada templada de calabacín, tomate y queso feta para 4 personas:

  • 2 tomates.
  • 1 calabacín grande.
  • 200 gr. de queso feta.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva.

Preparación de la ensalada templada de calabacín, tomate y queso:

Corta el calabacín en rodajas de medio centímetro de grosor.

– Pon a calentar una sartén con unas gotas de aceite de oliva y, cuando el aceite esté caliente, añade las rodajas de calabacín y márcalas a la plancha vuelta y vuelta.

Trocea el tomate en daditos.

– Corta el queso feta también en dados (si no lo has comprado ya cortado).

– En la bandeja en la que vayas a servir la ensalada, distribuye las rodajas de calabacín formando una cama y reparte los dados de tomate y los dados de queso sobre las piezas de calabacín.

Riega la mezcla con un chorrito de aceite de oliva y salpimienta al gusto.

– Sirve la ensalada inmediatamente para que el calabacín no se enfríe.

– Y ya solo te queda disfrutar de esta deliciosa ensalada templada con calabacín, tomate y queso feta.

Autor: Chipirón

Recetas relacionadas:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.