Burrata con higos y tomates secos

5/5 (1 Review)

Esta receta de burrata con higos y tomates secos es refrescante y una gran opción para tomar a modo de ensalada. Un plato sabroso que te encantará.

Receta de burrata con higo y tomates secos
Receta de burrata con higo y tomates secos

Cuando llega la temporada de higos hay que aprovechar para disfrutar de esta efímera y sabrosa frutar. Además de tomarla tal cual, nos encanta usar los higos para diferentes recetas, tanto dulces como saladas. La burrata con higos y tomates secos está deliciosa y es facilísima de preparar. ¡Una receta perfecta para disfrutar en las cenas de verano!

En esta ocasión combinamos esta fruta con tomates secos y con burrata, un queso fresco italiano parecido a la mozzarella, pero más cremoso y la combinación no puede ser mejor. Conseguimos un plato fresco, lleno de sabor y que lo tienes listo en escasos cinco minutos.

Si a ti también te gustan las ensaladas y platos salados con fruta, tienes que probar la ensalada de otoño con granada, tiene una combinación de sabores de lo más original y la ensalada de salmón ahumado, naranja y nueces es sencillísima y una gran opción para celebraciones.

Otras ensaladas deliciosas son la ensalada templada de calabacín y queso feta, que es sencillísima y está de lujo; la ensalada de pepino y tomate se hace con estos dos ingredientes y es perfecta para tomar como acompañamiento de carnes y pescados y la ensalada griega con queso feta es facilísima de preparar y está buenísima. Vamos a por la receta de la burrata con higos y tomates secos.

Ingredientes de la burrata con higos y tomates secos para 2 personas:

  • 1 burrata de 150 gr.
  • 3 higos.
  • 1 tomate seco grande o 2 pequeños.
  • Unas hojas de lechuga o de rúcula.
  • Un puñadito de piñones.
  • Una cucharada del aceite aromatizado en el que vienen conservados los tomates.

Preparación de la burrata con higos y tomates secos:

Lava la lechuga, escúrrela bien y córtala en trozos. Si usas una bolsa de lechuga o rúcula que ya viene lista para usar, te puedes ahorrar este paso.

Extiende los piñones en una sartén sin nada de aceite y tuéstalos a fuego medio moviéndolos constantemente para que no se quemen. Una vez listos sácalos de la sartén y resérvalos.

Saca la burrada del suero en que viene conservada y, al igual que te decimos siempre que utilizamos mozzarella fresca, guarda el suero para hacer un pan delicioso, un bizcocho de suero de leche o para sustituir el caldo de carne o verduras del risotto por este ingrediente.

Corta el tomate seco en trocitos pequeños.

– Ahora lava los higos, elimina el rabito y la zona del culo y córtalos en cuartos.

– Para montar el plato coloca una base de lechuga en una fuente, pon en el centro la burrata y distribuye alrededor los trozos de higo.

Corta con una tijera o un cuchillo la burrata para abrirla un poco haciendo una cruz en el centro.

– A continuación, coloca los trozos de tomate seco y espolvorea los piñones por la superficie.

– Riega todo con un poco del aceite aromatizado en el que vienen conservados los tomates.

– Y prepárate para disfrutar de esta deliciosa burrata con higos y tomates secos.

Más recetas con queso que no te puedes perder:

5/5 (1 Review)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.