Dulces y Postres

Helado de vino tinto

Te proponemos un original y delicioso helado de vino tinto que te sorprenderá. ¡Si te gusta el vino, este es tu postre!

Receta. Helado de vino tinto

El helado es el postre del verano por excelencia. En este caso te proponemos un original helado de vino tinto totalmente diferente a los que sueles tomar habitualmente.

Para conseguir un buen helado, utilizar un buen vino es clave. El secreto está en elegir un vino joven con sabor a fruta. Nada de vinos con madera en este caso. En nuestro caso optamos por un vino manchego elaborado con uva de la variedad cabernet sauvignon muy aromático. Si te gusta el vino, este helado te va a parecer una delicia.

Nosotros en casa no tenemos heladera y no es ningún impedimento para disfrutar de deliciosos helados artesanos. El único secreto es que tienes que moverlo con unas varillas una vez cada hora 3 o 4 veces para que quede cremoso. Pero, vamos, no tiene ningún otro misterio.

Si te gustan los helados caseros, tienes que animarte a preparar este sencillísimo helado de chocolate casero, que se hace con tres ingredientes y queda de lujo; los polos de chocolate polos de chocolate también son facilísimos de preparar y una delicia; el helado de cerezas es otra alternativa diferente para disfrutar en verano; con el helado de chocolate blanco tienes otro de los sencillísimos y que son un vicio; los amantes de las galletas Oreo no van a poder resistirse al dulce helado de Oreo. Por su parte el helado de vainilla es un clásico que nada tiene que ver con las versiones comerciales y el helado de turrón fundamental para los previsores que tengan guardada una tableta de turrón blando de las últimas navidades. ¡Lo van a disfrutar!. Vamos a por la receta.

Ingredientes para el helado de vino tinto:

  • 1 botella de vino tinto joven.
  • 1 rama de canela.
  • 4 yemas de huevo.
  • 150 gr de azúcar.
  • 300 ml de nata.
  • 250 ml de leche.

Preparación del helado de vino tinto:

Echa el vino en un cazo junto con una rama de canela.

– A continuación, ponlo a fuego medio- bajo y deja que reduzca hasta que obtengas 150 ml de líquido (medio vaso). El alcohol se habrá evaporado por completo. Tardarás unos 40 – 50 minutos. Una vez listo, retira la rama de canela, reserva y deja enfriar por completo.

– Mientras tanto, calienta la leche y la nata a fuego medio en otro cazo.

– En un bol bate las yemas con el azúcar hasta que aumenten su volumen.

– Cuando la nata y la leche vayan a romper a hervir, échalas al bol con las yemas y el azúcar y mezcla todo bien.

– Devuelve la mezcla al cazo, ponla a fuego medio y remueve constantemente con una varilla hasta que espese. Es fundamental que la mezcla no hierva en ningún momento para que las yemas no se corten. Una vez lista, echa la crema en un bol y deja que se enfríe.

Mezcla el vino con la crema y guarda en el congelador.

– A los 40 minutos, saca el bol del congelador y remueve muy bien con las varillas. Repite esta operación tres veces dejando pasar una hora u hora y cuarto las siguientes veces.

– Después deja que se congele por completo y disfruta de este delicioso helado de vino tinto.

Receta. Helado de vino tinto 2

Autor: Cigalita

Más recetas de postres fríos que no te puedes perder:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.