Flan de huevo casero y muy fácil

4.8/5 (5 Reviews)

El flan de huevo casero es uno de esos postres de siempre, que nos recuerdan a nuestra infancia y a las comidas familiares de los domingos. Es sencillísimo y triunfa siempre.

Receta de flan de huevo casero

En casa es un clásico de nuestro día a día y lo que más nos sorprende es que nunca cansa. El flan es una receta de siempre, muy fácil de hacer y con unos ingredientes más que básicos. ¿Te apetece un flan fresquito? Vamos con la receta de este dulce tan sencillo e irresistible.

Si a ti también te encanta disfrutar de diferentes versiones de este postre, tienes que probar el flan de turrón, que es facilísimo y está de vicio; el bizcoflan de chocolate (o tarta de bizcocho y flan) es original e ideal para una celebración y el flan de queso otra variante que nunca defrauda.

Otros postres similares, son el postre de café, en formato crema, que es una delicia con todas las letras y megasencillo y la panna cotta que es la versión italiana de nuestro clásico flan, donde los sabores lácteos son los protagonistas. Vamos a por la receta del flan de huevo casero.

Ingredientes para el flan de huevo casero:

* Para una flanera grande de 20 cm de diámetro.

  • 1/2 litro de leche.
  • 4 huevos.
  • 6 cucharadas de azúcar.
  • 2 cucharadas de agua.

Preparación del flan de huevo casero:

– Precalienta el horno a 140 ºC, calor arriba y abajo.

– Ahora, pon a calentar en un cazo 2 cucharadas de azúcar y 2 cucharadas de agua. Mueve todo y deja que el caramelo se haga a fuego medio.

– Es importante vigilarlo y controlar que no se queme ni se oscurezca en exceso ya que puede amargar.

– Mientras tanto, casca los huevos en un bol y añade el resto del azúcar, las 4 cucharadas que tienes reservadas. Bate ambos ingredientes hasta conseguir una mezcla blanquecina con burbujas.

– A continuación, echa la leche poco a poco mientras la vas integrando con el resto de ingredientes. Para ello, ayúdate de unas varillas.

– Cuando el caramelo esté listo, viértelo en el molde y repártelo bien. Es fundamental distribuir muy bien el caramelo por la base del molde para poder desmoldar bien tu flan cuando lo tengas horneado.

– Después, echa la mezcla de huevo, azúcar y leche que tienes reservada en el molde en el que tienes el caramelo.

– Llena una bandeja con agua hasta cubrir, aproximadamente, la mitad de la altura del molde.

– Introduce la flanera dentro de la bandeja con agua y hornea el flan de huevo al baño María durante 1 hora a 150 ºC, calor arriba y abajo, o hasta que veas que está cuajado.

– Puedes comprobar que está listo, pinchándolo con una aguja o brocheta. Si sale sin crema, está en su punto. Si, por el contrario,  sale con un algo de crema, todavía tiene que cuajar un poquito más.

– Para evitar la aparición de burbujas, es importante que el agua de la bandeja no llegue a hervir durante toda la cocción.

– Cuando el flan de huevo listo, saca la bandeja del horno y déjalo enfriar un poco antes de sacarlo del agua.

– Después, retíralo del agua y deja que temple a temperatura ambiente.

Tapa el flan de huevo con papel de aluminio y déjalo enfriar por completo en la nevera.

– A medida que pasen las horas el flan ganará consistencia. En el momento que esté completamente frío, podrás desmoldarlo sin ningún problema y verás que queda totalmente cuajado.

– Y ya solo queda disfrutar de este sencillo y delicioso flan de huevo casero.

Más dulces tradicionales que no te puedes perder:

4.8/5 (5 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes