Codillo asado con miel y mostaza

Esta receta de codillo asado con miel y mostaza está deliciosa y es perfecta para celebraciones. Un plato muy fácil de hacer que está muy rico.

La mezcla de miel y mostaza con la que se pinta la carne de cerdo hace que quede glaseada por fuera y con un toque dulce que combina perfectamente con la carne de cerdo. Para que la carne quede tiernísima hay que cocer primero el codillo (nosotros lo hacemos en la olla exprés, para acortar los tiempos) y luego ya se termina al horno. El resultado es una carne melosa, que se deshace en la boca, con un exterior lacado y muy sabroso. Al no llevar piel y haber cocido previamente los codillos, consigues que esta carne pierda buena parte de su grasa, por lo que queda más ligera que si los haces enteros.

Si eres fan de este tipo de carne, tienes que probar la receta de codillo a la cerveza de los hermanos Torres, que está también de lujo; el jamón al horno glaseado con miel es también un plato ideal para servir en fiestas y celebraciones y una auténtica delicia; tampoco te puedes perder el redondo de cerdo asado, otro de esos platos en los que trabaja el horno y que gustan a todo el mundo; el lomo de cerdo mechado es una receta muy sencilla que te soluciona un entrante o un plato principal; el lomo de cerdo relleno, una pieza de carne muy económica con la que puedes preparar un segundo digno de la mejor comida y el solomillo Wellington de Gordon Ramsay es otro de esos platos que te alegra una celebración. Vamos a por la receta.

Otros contenidos interesantes

Ingredientes del codillo asado con miel y mostaza para 4 personas:

  • 2 codillos de unos 750 gr cada uno sin piel.
  • 2 zanahorias.
  • 1 cebolla grande.
  • 4 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva.
  • 8 cucharadas de miel
  • 6 cucharadas de mostaza a la antigua.
  • 1 cucharadita de romero seco.
  • 4 cucharadas de azúcar.

Preparación del codillo asado con miel y mostaza:

– Pon a calentar la olla exprés con un chorrito de aceite de oliva.

– Pela las zanahorias y córtalas en cuatro trozos grandes.

Pela la cebolla y córtala en octavos.

– Da un golpe a los dientes de ajo con el mango de un cuchillo para cacharlos y déjalos tal cual, enteros y con piel.

Añade las verduras a la olla (zanahoria, cebolla y ajo) y tuéstalas ligeramente a fuego alto.

–  A continuación, añade los codillos, cúbrelos con agua a ras. Salpimienta al gusto.

– Tapa la olla exprés y cocina la carne durante 22 minutos, contando a partir del momento en que empiece a salir vapor. Transcurrido ese tiempo, apaga el fuego y deja que la olla se despresurice.

– Cuando puedas abrir la olla, comprueba que la carne está bien tierna. Saca los codillos del caldo, cuélalo y guárdalo para usar en otras recetas.

– Pon a calentar el horno a 180 ºC, calor arriba y abajo.

– En un bol mezcla la miel, la mostaza, el romero y el azúcar.

Salpimienta los codillos y ponlos en una fuente apta para el horno.

– Vierte sobre ellos la mezcla de miel, mostaza, romero y azúcar.

– Hornéalos a 180 ºC, calor arriba y abajo, durante un tiempo que puede oscilar entre 45 minutos y 1 hora. Cada 15 minutos saca la bandeja y ve regando los codillos con la salsa que habrá en la bandeja, que cada vez se irá haciendo más densa e irá caramelizando la carne. La salsa es la que le da un aspecto tostado a la carne, es importante que no se queme.

– En el momento que veas que el glaseado está tostado, adherido a la carne y denso, los codillos estarán listos.

– Una vez listos, sácalos del horno y sírvelos con una cama de puré de patata cremoso en la base.

– Y ya tienes un rico codillo asado con miel y mostaza listo para darte un homenaje.

Autor: Cigalita

¿Quieres ver más ideas de recetas para Navidad? ¡No te pierdas todas nuestras propuestas!

Más recetas de asados que no te puedes perder:

5/5 (1 Review)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.