Planes gastro

Restaurante. Mesón de Pincelín, en Almansa

Restaurante. Mesón de Pincelín, en Almansa (Albacete)

Un restaurante familiar especializado en cocina manchega de calidad. El mesón de Pincelín es uno de los restaurantes clásicos de la Mancha. Os contamos nuestra experiencia.

Un restaurante fundado en 1952 por Pascual Blanco Cantos , “El Pincelín”, junto a su esposa Josefa. El nombre del mesón es el apelativo cariñoso de Pascual, como siempre iba muy elegante le decían que iba como un pincelín. Así que cuando tuvo que ponerle nombre a su bar, no lo dudó. Actualmente ha tomado el relevo la segunda generación, Diego y Pedro, hijos de Pascual y Josefa, que junto a sus padres hacen un equipo perfecto.

Lo que empezó como un pequeño bar en la localidad de Almansa (Albacete) es ahora uno de los restaurantes más famosos de la zona. Un clásico en el que puedes disfrutar de lo más auténtico de la cocina manchega en un ambiente de lo más familiar.

¿Qué platos probamos en el mesón de Pincelín?

Mientras esperábamos nuestros platos nos sirvieron unas cortezas caseras y unas almendras para ir abriendo boca.
Comenzamos con dos entrantes: jamón ibérico de Bellota acompañado con pan de cristal con tomate rallado y aceite de oliva y media ración de queso fresco a la plancha con dulce de tomate.

Restaurante Pincelín - Queso a la plancha

El jamón estaba exquisito, un buen jamón ibérico perfectamente cortado y servido. Acompañado con el pan de cristal ambos platos hacen una pareja perfecta.

Restaurante Pincelín - Jamón ibérico

De segundo plato tomamos los clásicos gazpachos manchegos, como los prepara Josfea, con conejo, pollo de corral, pichón, níscalos y caracoles. Servidos en la clásica torta cenceña y que se comen con cuchara de madera. Es uno de los platos estrella del restaurante y lo cierto es que lo bordan. Ya les comentamos que tenían el listón muy alto porque mi abuela es toda una experta en preparar gazpachos, pero no fallaron.

Restaurante Pincelín - Gazpachos manchegos

El otro segundo que tomamos fueron las manitas de cerdo deshuesadas y rellenas con foie. Una auténtica delicia.

Restaurante Pincelín - Manitas de cerdo
Todo ello lo acompañamos de un vino tinto de Almansa, con cuerpo, que maridaba perfectamente con todos los platos que pedimos.

De postre un helado de queso manchego con coulis de frambuesa. El punto dulce perfecto para terminar una comida deliciosa y muy manchega.

Restaurante Pincelín - Helado de queso manchego

Y con los cafés llegaron unas mini rosquillas y tejas caseras.

Restaurante Pincelín - Rosquillas de vino y tejas de almendra

El restaurante

El Mesón de Pincelín es un restaurante familiar y así te lo hacen sentir desde el momento en que pones el pie allí. Con la cocina manchega como protagonista indiscutible, este es uno de los restaurantes más conocidos de Castilla-La Mancha.

El servicio es muy atento y cordial, recomendándote en todo momento diferentes platos y vinos. Un restaurante ideal para disfrutar de la cocina manchega de siempre, platos tradicionales, servidos igual que en casa. También es un buen lugar para tomar pescados y mariscos, que traen diariamente de Santa Pola. La carta de vinos es amplia con multitud de referencias de toda España y algunos vinos de la región.

Los platos se pueden pedir en raciones y medias raciones, por lo que te permite probar diferentes opciones.

Nos pareció un restaurante de calidad, con raciones generosas y un precio más que razonable. Merece la pena hacerse unos kilómetros hasta el corazón de La Mancha para disfrutar de la comida de este restaurante.

  • Precio medio: 35 euros.
  • Valoración: Excelente.
  • Cierra: domingos noche y lunes.
  • Más información: Mesón de Pincelín.

Autor: Cigalita

Restaurantes de interés:

Azafrán, en Villarrobledo
La casa del Carmen, en Olias del Rey
Locum, en Toledo
Bergamonte, en Valencia

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.