Gallos a la molinera

La receta de pescado que os proponemos hoy es una receta de cocina francesa sencilla que gusta a casi todo el mundo: gallos a la molinera.

Este plato se puede preparar con gallos o lenguados, dos pescados blancos de la misma familia que están deliciosos. Se cocinan rebozados en harina y se sirven con una salsa de mantequilla con perejil y limón que le da un toque exquisito. Como veréis a continuación, es una receta muy fácil de hacer que está deliciosa.

Para preparar este plato tan típico de la cocina francesa necesitas contar con unos gallos o unos lenguado de calidad, el resto, como verás es sencillísimo. La salsa a base de mantequilla, perejil y limón con la que se acompaña es perfecta para este tipo de pescados.

Si a ti también te gustan este tipo de platos de pescado, tienes que probar el fish and chips de Jamie Oliver, unas piezas de bacalao rebozadas que acompañadas de patatas fritas están de lujo; la dorada en tempura, con un rebozado ligero y crujiente, te va a encantar; los langostinos rebozados en coco con salsa de mango te van a sorprender; y las pescadillas de enroscar rebozadas son un clásico que nunca falla. Vamos a por la receta.

Otros contenidos interesantes

Ingredientes de los gallos a la molinera para 4 personas:

  • 4 gallos de ración.
  • 2 limones.
  • Harina (en nuestro caso de garbanzos, pero se puede usar la que se quiera) y leche para rebozar el pescado.
  • Un chorrito de aceite.
  • 75 gr. de mantequilla.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Perejil picado.

Preparación de los gallos a la molinera:

– En la pescadería pide que te limpien los gallos quitándoles la cabeza y la piel –si te dejan la piel de un lado, no pasa nada, puedes dejarla sin problemas-.

– Pon a calentar una sartén con 25 gramos de mantequilla y un chorrito de aceite de oliva para que la mantequilla no se queme.

Salpimienta los gallos y rebózalos, pasándolos primero por leche.

– Y después y por harina. Puedes usar la harina que quieras, a nosotros para rebozar el pescado nos gusta mucho la de garbanzos, que le da un toque especial.

– Da unos golpes al pescado con la palma de la mano para eliminar la harina restante y, cuando el aceite y la mantequilla estén calientes, añade los gallos, de dos en dos para que no baje la temperatura del aceite.

Fríelos a fuego vivo durante 2-3 mintuos por cada lado o hasta que el pescado esté listo.

Derrite el resto de la mantequilla en otra sartén y añade perejil picado.

Riega los gallos con la mezcla de mantequilla y perejil.

– A continuación, vierte el zumo de un limón sobre ellos.

– Haz rodajitas finas el otro limón y colócalas sobre los gallos o a su lado.

– Acompáñalos de una ensalada y disfruta de estos exquisitos gallos a la molinera.

Autor: Cigalita

Más recetas de pescado que tienes que probar:

4.5/5 (4 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.