Conejo guisado con patatas

4/5 (2 Reviews)

¿Te gustan los platos de cuchara? Este conejo guisado con patatas te va a conquistar. Una receta muy sencilla que está de vicio.

El conejo es una carne muy saludable que, además, tiene poca grasa y pocas calorías. En esta ocasión, lo hemos guisado con patatas y hemos conseguido un plato de cuchara perfecto para los días frescos.

Hacer este guiso es muy fácil, lo único que necesitas son unos buenos ingredientes y cocinarlo a fuego lento. Lo demás, será coser y cantar. Si no te gusta encontrar trocitos de cebolla y pimiento en la salsa, puedes triturarla cuando esté listo (apartando las patatas y la carne).

Si a ti también te gustan las recetas con carne de conejo, no te puedes perder el clásico (y delicioso) conejo al ajillo, un plato que gusta a todo el mundo; el conejo adobado es facilísimo y también está muy rico; el arroz caldoso con conejo es ideal para la temporada de frío; el conejo en salsa de mostaza de Berasategui es un plato de cuchara muy sabroso y la terrina de carne un recurso genial para tener siempre en el congelador y tomar tanto fría como caliente. Vamos a por la receta del conejo guisado con patatas.

Ingredientes del conejo guisado con patatas para 4 personas:

  • 1 conejo troceado ( 1 kg aproximadamente).
  • 4 patatas medianas.
  • 1 cebolla mediana.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera.
  • 1 diente de ajo.
  • 3 cucharadas de tomate frito casero o de tomate natural triturado.
  • 150 ml de vino blanco.
  • 500 ml de agua o caldo de pollo.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación del conejo guisado:

Salpimienta el conejo muy bien por todas partes.

Pon a calentar una cazuela amplia, donde quepan la carne y las patatas, con un chorrito de aceite de oliva.

– En el momento en que el aceite esté caliente, añade las tajadas de conejo y dóralas muy bien por todas partes a fuego alto.

– Mientras tanto, pela y pica la cebolla y el ajo en trozos pequeños. Haz lo mismo con el pimiento verde.

– Cuando la carne esté lista, retírala a una fuente. A continuación, añade algo más de aceite si fuese necesario y echa la cebolla, el ajo y el pimiento verde troceados y póchalos, es decir cocínalos a fuego lento hasta que la cebolla esté transparente y bien tierna. Tardarás unos 15 minutos en que esté lista.

– Después, incorpora el tomate y cocina todo junto un par de minutos hasta que evapore buena parte del agua de este ingrediente.

– Pela las patatas y córtalas en «crack», es decir comienza a cortarlas en cuadritos con un cuchillo y termina rompiéndolas. Así, durante la cocción soltarán todo el almidón y la salsa quedará más gordita.

– Cuando el sofrito esté listo, echa las patatas y dales una vuelta junto con las verduras para que se impregnen muy bien de todos los sabores.

– Después, echa la carne a la cazuela junto con el pimentón y remueve todo muy bien.

– Ahora riega todos los ingredientes con el vino blanco, sube el fuego y deja que reduzca hasta la mitad para evaporar la mayor parte del alcohol.

– Una vez reducido el vino, añade el agua o el caldo hasta cubrir la carne y las patatas a ras, si te hace falta incorporar algo más de 500 ml, puedes hacerlo sin problema.

– Sube el fuego hasta que rompa a hervir y, a partir de ese momento, cocínalo semitapado a fuego lento, sin que deje de cocer en ningún momento, durante 35 o 40 minutos o hasta que la carne y las patatas estén muy tiernas.

– Transcurrido ese tiempo, si ves que la salsa no ha espesado lo suficiente, puedes destapar el guiso y ponerlo a fuego fuerte unos minutos hasta que la salsa reduzca a tu gusto. Y tal y como te hemos comentado al principio, si no quieres encontrarte trocitos de verdura -que prácticamente no se notan al paladar porque con la cocción se deshacen- puedes retirar las patatas y la carne y triturar la salsa muy bien.

– Y ya solo te queda disfrutar de este delicioso conejo guisado con patatas.

Más guisos de carne que tienes que probar:

4/5 (2 Reviews)

1 comentario en «Conejo guisado con patatas»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes