Conejo al ajillo. Receta tradicional

Array
5/5 (1 Review)
Receta de conejo al ajillo

Esta receta tradicional de conejo al ajillo es muy fácil de hacer y consigues un guiso lleno de sabor. Te damos las claves para que te quede perfecta.

Ingredientes del conejo al ajillo para 4 personas:

  • 1 conejo de 1,5 kg, troceado.
  • 150 gr de champiñones.
  • 3 dientes de ajo.
  • 5 ramas de perejil fresco.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Agua o caldo de pollo hasta cubrir la carne.
  • Aceite de oliva.

Preparación del conejo al ajillo:

Pon a calentar una sartén o cazuela honda con un dedo y medio de aceite de oliva.

Salpimienta el conejo al gusto.

– Cuando el aceite esté bien caliente, echa los trozos de conejo a la cazuela y cocínalos a fuego alto hasta que la carne esté dorada por todos los lados.

– Retira parte del aceite y deja en la cazuela 4 cucharadas de aceite, aproximadamente.

– Limpia los champiñones con un paño o papel húmedo, para eliminar cualquier resto de tierra y córtalos en láminas de medio dedo de grosor.

– Echa los champiñones a la cazuela y cocínalos hasta que empiecen a estar tiernos.

– Mientras tanto pica el perejil y échalo en un mortero.

Pela los dientes de ajo.

– Ahora maja el perejil con los dientes de ajo, es decir machácalos hasta conseguir una pasta.

Añade el majado a la cazuela y riega el conejo con agua o caldo de pollo hasta cubrirlo a ras. Debes añadir agua hasta que quede justo a la misma altura de la carne, no te pases de cantidad.

Calienta a fuego vivo hasta que empiece a cocer y déjalo 10 minutos. Pasado ese tiempo, baja el fuego y deja que reduzca, sin dejar de hervir, hasta que la carne esté tierna y la salsa espesa. Este proceso te llevará unos 20 o 30 minutos, aproximadamente.

– Y ya puedes disfrutar de esta receta tradicional de conejo al ajillo.

Más información sobre la receta

En otoño los guisos son los protagonistas de las mesas de muchas casa. Este que te proponemos es saludable, ligero y muy fácil de hacer: conejo al ajillo. Una de esas recetas tradicionales de nuestras abuelas, que no falla nunca.

Una receta sencilla que se prepara en poco tiempo y con la que conseguir un plato 10. En casa nos gusta mucho la carne de conejo, pero para quien no se anime con ella, se puede sustituir por pollo sin ningún problema.

Si tú también eres amante de esta carne, tienes que preparar el conejo guisado con patatas, otro plato de cuchara sabrosísimo que se hace sin complicación ninguna; la terrina de carne de los hermanos Torres se hace con trozos de conejo, además de carne picada de ternera, y el resultado es un espectáculo; el conejo en salsa de mostaza de Martín Berasategui es un plato que te va a fascinar; el arroz caldoso con conejo es ideal para un día frío de otoño o invierno y el conejo adobado lo tienes listo en poquísimo tiempo y queda muy bueno.

5/5 (1 Review)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.