Ossobuco de ternera guisado al vino tinto

5/5 (2 Reviews)

Esta receta de ossobuco de ternera guisado al vino tinto es muy fácil de hacer y muy sabrosa. Un plato de cuchara ideal para tomar un día fresco.

Ossobuco de ternera en salsa

El ossobuco es una pieza de carne que conserva el hueso y su tuétano, lo que hace que al guisarla quede muy tierna y la salsa con una gelatina muy sabrosa. La idea es cocinar esta carne a fuego lento durante bastante tiempo, unas tres horas aproximadamente, para que se desprenda del hueso sin ninguna dificultad y consigamos una salsa con cuerpo y llena de sabor. El resultado es un plato de cuchara totalmente delicioso.

Si a ti también te gustan los guisos con esta carne, no te puedes perder el ossobuco a la milanesa, un clásico de la cocina italiana que gusta a todos; el ossobuco de cerdo en salsa es otro de esos platos que cuando los pruebas te enamoran y con el ossobuco en salsa con boletus tienes un guiso muy sabroso. Vamos a por la receta del ossobuco de cerdo guisado al vino tinto.

Ingredientes del ossobuco de ternera guisado al vino tinto para 2 personas:

  • 2 piezas de ossobuco de ternera de 375 gr cada una.
  • 200 ml de vino tinto.
  • 2 zanahorias.
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 ramita de romero fresco.
  • 2 cucharaditas de pulpa de pimiento choricero.
  • 1 clavo de olor.
  • 2 cucharadas de tomate natural triturado.
  • 1 cucharada sopera de harina.
  • 50 ml de brandy.
  • 1 hoja de laurel.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva.
  • 15 gr de mantequilla (opcional).

Preparación del ossobuco de ternera guisado al vino tinto:

– Pon a calentar una cazuela amplia donde quepan muy bien todas las piezas de carne con un chorrito de aceite de oliva.

Salpimienta muy bien los medallones de ossobuco por todas partes.

– Cuando el aceite esté caliente, márcalos por ambos lados. Es decir, cocínalos a fuego alto hasta que se doren por todas partes.

– Mientras tanto, pela la cebolla y las zanahorias y córtalas en trozos grandes.

– En el momento en que la carne esté lista, sácala de la cazuela y resérvala.

Añade las verduras y cocínalas a fuego medio hasta que se doren ligeramente. En este caso no hay que pocharlas. Si hiciese falta añadir algo más de aceite, puedes echar lo que necesites.

Da un golpe a los dientes de ajo con el mango de un cuchillo e incorpóralos a la cazuela, con piel.

Riega estos ingredientes con el vino tinto, sube el fuego y deja que reduzca a la mitad, cociendo para que evapore el alcohol.

– A continuación, echa la hoja de laurel, las dos cucharaditas de pulpa de pimiento choricero, el clavo de olor y el tomate natural triturado y cocina todo junto durante un par de minutos a fuego medio.

Incorpora la harina y dale unas vueltas con el resto de ingredientes para que se tueste ligeramente.

– Después, riega todo con el brandy y desglasa la olla, es decir mientras se cocina ve rascando el fondo de la cazuela con una cuchara de madera para despegar todos los jugos que hayan podido quedar adheridos.

Cubre todos los ingredientes con agua a ras, es decir justo hasta que queden prácticamente tapados pero sin flotar. Salpimienta el guiso al gusto.

Tapa la cazuela y cocina el ossobuco a fuego lento, sin que deje de hervir, durante 2,5 – 3 horas o hasta que la carne esté bien tierna y despegue del hueso sin problema. Ve comprobando cada cierto tiempo que el guiso no se queda sin líquido, si hiciese falta añadir algo más de agua, se puede incorporar sin problema.

– Cuando la carne esté lista, abre la cazuela, retírala con cuidado a una bandeja y cuela el caldo.

Deshecha las verduras y devuelve el caldo a la olla, ponlo a reducir a fuego vivo hasta que obtengas una salsa espesa y con cuerpo.

– Pruébalo, por si hiciese falta rectificar de sal y pimienta, y una vez listo, coloca la carne sobre la salsa.

– Si quieres que quede una salsa brillante y más untuosa, echa la mantequilla y fuera del fuego, haz movimientos circulares con la cazuela para que se disuelva.

– Puedes servir el ossobuco de ternera guisado al vino tinto con un puré de patata cremoso, como hemos hecho nosotros, o con unas patatas salteadas o patatas sauté y, eso sí, prepárate para disfrutar de un delicioso plato de cuchara.

Más recetas de guisos de carne que no te puedes perder:

5/5 (2 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes