Guisos, pasta y arroces

Caparrones con sus sacramentos o alubias rojas con chorizo

¿Te atreves con un guiso de caparrones con sus sacramentos? Aprende a preparar estas deliciosas alubias rojas típicas de La Rioja que son perfectas para el invierno.

caparrones con sus sacramentos o alubias rojas con chorizo

Adoramos las legumbres, siempre que viajamos nos gusta probar las variedades locales y especialmente si es otoño o invierno, cuando más apetecen los guisos. En nuestra escapada a La Rioja probamos los caparrones, una alubia roja pequeña muy típica de la zona.

Y no probamos unos caparrones cualquiera, sino los caparrones con sacramentos de Marisa Sánchez – la madre y mentora de Francis Paniego-, en nuestra visita al restaurante Echaurren, de Ezcaray. Nos encantaron. Llegó a nuestra mesa un guiso con cuerpo, de sabor potente, con una legumbre totalmente suave que era pura mantequilla en la boca y que estaba acompañada de sus sacramentos (las siete variedades de carne de cerdo con que se prepara este guiso en su casa).

Lo mejor de todo es que además de mucho vino, en nuestro maletero también viajaron unas bolsitas caparrones, que compramos en una frutería de Santo Domingo de la Calzada, justo antes de marcharnos. Aquí os dejamos nuestra versión del fantástico guiso que disfrutamos en Ezcaray.

Si te gustan los platos de cuchara, tienes que probar las judías blancas con chorizo, el guiso de lentejas con chorizo, el guiso de garbanzos y las judías blancas con níscalos y codorniz. Vamos a por la receta.

Ingredientes para los caparrones con sus sacramentos para 3 personas:

  • 250 gr. de caparrones.
  • 1 hoja de laurel.
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 1 cucharada sopera de aceite.
  • 2 chorizos.
  • 80 gr. de panceta.
  • 80 gr. de oreja (opcional).
  • 1 cucharadita de pimentón dulce.
  • 1 cucharadita de harina.
  • Unas gotas de vinagre de vino blanco.
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación de los caparrones con sus sacramentos:

– La noche anterior pon los caparrones en un bol y cúbrelos con agua. Déjalos en remojo toda la noche (entre 8 y 12 horas).

– Al día siguiente, escurre el agua del bol y echa los caparrones en una olla junto con la hoja de laurel, dos dientes de ajo y la cebolla. Cubre con agua fría, justo hasta que quede a ras de la legumbre.

– Pon a calentar la olla a fuego medio hasta que rompa a hervir. En ese momento, aparecerá espuma blanca en la superficie. Retírala y añade unos 200 ml de agua fría más. Baja el fuego y deja que cueza a fuego muy lento.

– Repite esta operación de “asustar” a las legumbres dos veces más durante la cocción, añadiendo 200 ml. de agua fría cada vez. De esta forma, los caparrones no perderán la piel durante la cocción.

– En otra olla, añade la carne (los chorizos, la panceta cortada en tacos y la oreja) y cúbrela con agua. Cuécela durante 40 minutos y sácala de la olla. Con esta operación habremos desgrasado la carne, por lo que el guiso quedará mucho más ligero y será más digestivo.

– Cuando los caparrones lleven aproximadamente una hora y media cociendo, añade la carne y continúa la cocción 30 minutos más o hasta que la legumbre esté hecha. Si ves que en algún momento hace falta añadir algo más de agua, añádelo sin problema.

– Al igual que cuando preparas judías blancas, no es recomendable meter la cuchara durante la cocción para no romper la alubia. Si quieres mover el guiso, sujeta con firmeza la cazuela con las asas y muévela suavemente.

Transcurridas 2 horas los caparrones estarán cocidos. Es el momento de añadir sal y pimienta al gusto y unas gotas de vinagre de vino blanco, que realzarán el sabor del guiso.

– Pon a calentar una sartén con la cucharada de aceite de oliva y el diente de ajo. Cuando el ajo esté dorado, retíralo de la sartén y deséchalo. Añade el pimentón y la harina y cocina unos segundos, con mucho cuidado de que el pimentón no se queme.

Añade este sofrito a la cazuela, muévela ligeramente y deja al fuego unos segundos para que todos los sabores se integren y la salsa engorde un pelín.

– En el momento de servir, retira la cebolla, los dientes de ajo y la hoja de laurel del guiso, trocea el chorizo, la panceta y la oreja.

– Y ya solo te queda disfrutar de estos deliciosos caparrones con sus sacramentos o alubias rojas con chorizo, un guiso que sabe a invierno y que está de vicio.

caparrones con sus sacramentos o alubias rojas

Autor: Chipirón

Más guisos que tienes que probar:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta