¿Qué es tamizar y por qué es importante?

¿Sabes qué es tamizar y por qué es fundamental hacerlo en algunas recetas? Te hablamos de esta técnica de cocina y cuándo ponerla en práctica.

En multitud de recetas de repostería en las que se utiliza harina o algún otro ingrediente sólido, como el cacao o la levadura, debemos tamizarlos antes de agregarlos a nuestra masa. ¿Pero qué es tamizar? Se preguntarán muchas personas que dan sus primeros pasos con estos dulces.

En cocina tamizar significa pasar por un tamiz, es decir pasar el ingrediente por un instrumento con una especie de malla (un colador o similar) con el objetivo de separar sus partículas.

Cuando estamos preparando una receta con ingredientes sólidos que pueden unirse entre sí y no mezclarse correctamente con el resto de la masa debemos tamizarlos para evitar que se formen grumos.

Otros contenidos interesantes

¿Qué conseguimos tamizando la harina?

En el caso de la harina, al tamizarla conseguimos que entre aire y que nuestras masas queden más ligeras y esponjosas. De hecho, algunas recetas nos indican que hay que hacer este proceso dos veces para conseguir un bizcocho esponjoso.

Otra de las cosas que conseguimos al tamizar la harina es deshacer los pequeños grumos que se hayan podido formar por la humedad o durante el proceso del empaquetado de este ingrediente. De esta forma resultará mucho más fácil integrarla en la masa de bizcochos ya que cuando se incorporan los ingredientes secos se recomienda no batir a velocidad elevada, más bien mezclar con movimientos envolventes o batir a baja velocidad.

Además, si tamizamos los ingredientes secos de un bizcocho (harina y levadura química, generalmente) ayudamos a que las partículas de ambos se mezclen muy bien, por lo que conseguiremos una masa más homogénea, que dará como resultado un bizcocho con mejor textura.

Esta técnica de cocina también puede servir para separar ingredientes sólidos de los líquidos en una preparación. Al pasarlos por un colador o tamiz, los ingredientes sólidos de nuestra receta quedarán en él mientras que los líquidos pasarán, aunque esta función es mucho menos común que la anterior.

¿Qué utensilios necesitamos para tamizar?

En el mercado existen diferentes utensilios de cocina para tamizar, el más visto últimamente es un tamizador con forma de jarra que cuenta con un mecanismo para agitar la harina y con el que conseguimos que aumente la cantidad de aire y realizamos el proceso en muy poco tiempo y muy fácilmente.

Pero no es necesario tener este utensilio para poder realizar este procedimiento ya que se puede utilizar un colador con malla fina sin ningún problema.

¿Cómo tamizar paso a paso?

Para tamizar los ingredientes secos de un bizcocho lo primero que hay que hacer es ponerlos en un bol y mezclarlos con una cuchara de madera. Normalmente se usa harina y un impulsor (levadura química, gaseosillas, bicarbonato…) y a veces también puede haber cacao o una pizca de sal.

Una vez mezclados hay que ir echándolos a cucharadas al tamiz o al colador.

Si usas una jarra para tamizar, en el mango tienes como un botón que va moviendo unas aspas en la parte inferior y va espolvoreando la harina sobre el resto de ingredientes. Si lo haces con un colador, debes dar golpecitos suaves para que la harina vaya cayendo poco a poco al bol donde están los ingredientes húmedos del postre que estés preparando.

¡Y así de fácil se tamizan los ingredientes secos para hacer bizcochos caseros!

Autor: Cigalita

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.