Pastillas de caldo de pollo caseras

5/5 (2 Reviews)

Hacer pastillas de caldo de pollo en casa es facilísimo y te permite tener guardado este concentrado para hacerte una sopa en segundos. ¡Descubre cómo prepararlas!

Receta: Pastillas de caldo de pollo

El caldo de pollo se utiliza como base de muchas otras recetas. Además, durante los meses frescos y fríos una buena sopa, caliente, es una comida o cena perfecta. Con esta receta aprenderás a hacer pastillas de caldo de pollo en casa.

Sí, como acabas de leer. Vamos a preparar en muy poco tiempo, las famosas pastillas de caldo que comercializan y en este caso hechas con carne y no con las partes menos nobles del pollo, que es lo que se suele usar en estos preparados comerciales.

Aunque en esta receta os vamos a contar cómo preparar solo las pastillas, nosotros lo que hacemos es hacer un caldo de pollo y con las verduras y la carne que usamos aprovechar para preparar estas pastillas de caldo de pollo. Es muy fácil y no se tarda nada en tenerlas listas. Luego te sirven tanto para dar un toque de sabor a diferentes guisos o asados como para hacerte una sopa en cuestión de pocos minutos. ¡Merece la pena tenerlas en una bolsita en el congelador! Vamos a por la receta de las pastillas de caldo de pollo caseras.

Ingredientes de las pastillas de caldo de pollo para 40-45 cápsulas:

  • 300 gr de carne de pollo sin hueso, piel, ni tendones (mejor muslo).
  • 200 gr de verduras variadas (zanahoria, puerro y cebolla).
  • 50 gr de agua.
  • 25 gr de sal marina.

Preparación de las pastillas de caldo de pollo:

Trocea la carne de pollo y las verduras.

– Incorpora la carne de pollo, las verduras troceadas, el agua y la sal a la olla. Deja cocer con la cazuela tapada durante 30 minutos o hasta que veas que la carne y las verduras están cocidas. Si utilizas la olla exprés en 10 minutos lo tendrás listo.

Tritura con la batidora la mezcla de pollo, verduras y caldo. Conseguirás un puré muy espeso.

Reparte esta preparación en hieleras y congélala.

– Una vez congelado, saca tus pastillas de caldo de pollo de las hieleras y guárdalas en una bolsa en el congelador. Estarán en perfecto estado meses y meses.

– Para preparar una sopa solo tienes que disolver un cubito de caldo de pollo en 500 ml de agua. Así de fácil.

– Si no quieres congelarlo y guardarlo en la nevera, tendrás que utilizar 150 gramos de sal, que es el conservante. En este caso, luego no tendrás que añadir sal a tu caldo y durará varios meses en perfecto estado. Nosotros preferimos hacerlas con poca sal, congelarlas y luego salar nuestro caldo al gusto.

– Como te hemos comentado anteriormente, cuando preparas un caldo de pollo casero, puedes utilizar los trocitos de pollo que hay en la carcasa y las verduras para hacer estas pastillas de caldo de pollo. Solo tienes que trocear los ingredientes, añadir 50 gr de caldo de pollo, sal y triturar todo con la batidora.

Más recetas con pollo con las que puedes usar estas pastillas:

5/5 (2 Reviews)

4 comentarios en «Pastillas de caldo de pollo caseras»

  1. Hola Alba,

    Pues todavía no nos hemos puesto con las pastillas de caldo de pescado, aunque imaginamos que no será muy distinto de las de caldo de pollo. Nos apuntamos tu sugerencia de prepararlas y te contamos.

    Un abrazo.

  2. Hola Albert,

    No son cosas incompatibles. Las pastillas de caldo son una forma estupenda de aprovechar las verduras y parte del pollo que te sobra tras hacer caldo. Nosotros siempre lo hacemos así. Preparamos un caldo y con los restos de pollo de las carcasas y las verduras que usamos para cocerlos hacemos las pastillas de caldo. Salen un montón de pastillas que puedes guardar en el congelador y duran mucho.

    Es cuestión de gustos. Pero, de verdad, que cunden mucho.

    Un abrazo.

  3. hola!

    una cosa, que diferencia hay entre estas pastillas y guardar directamente el caldo congelado?

    un saludo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes