Costillas de ternera al kamado

5/5 (2 Reviews)

Descubre cómo preparar unas costillas de ternera al kamado para que queden perfectsa. ¡No te pierdas esta pieza de carne cocinada a baja temperatura!

Una de las cosas que más nos gustan del kamado es que te permite cocinar a baja temperatura durante muchas horas para que determinadas piezas de carne se vayan haciendo poco a poco, adquiriendo el sabor a humo y al final la carne queda ahumada, tierna, tanto que prácticamente se deshace. Y esta técnica le va de lujo a las costillas de ternera.

En nuestro caso la costilla que hemos cocinado ha estado un total de 6 horas haciéndose a fuego indirecto y a muy baja temperatura y luego la hemos dejado reposar de un día para otro o al menos unas 2 horas. El resultado es realmente espectacular.

La puedes tomar en frío, tal cual, cortada en filetitos finos o como hicimos nosotros, que preparamos unas tiras de cebolla y pimiento a la plancha, preparamos unas tortillas de fajita caseras y nos montamos unos tacos de lujo.

Si a ti también te gusta hacer este tipo de platos en esta barbacoa japonesa que nos tiene robado el corazón, no te puedes perder el rosbif (o roast beef) al kamado, que queda absolutamente de lujo o la chuleta de cerdo ibérico a la brasa en kamado, una pieza de carne que queda fenomenal cocinada a fuego directo. Vamos a por la receta de las costillas de ternera al kamado.

Ingredientes de las costillas de ternera al kamado para 2 o 3 personas:

  • 1 costilla de ternera de unos 900 gr (peso con hueso).
  • Salsa worcestershire (o salsa Perrins) para pintar la carne.
  • 50 ml de agua.
  • 40 ml de sidra de manzana.
  • 10 ml de vinagre de manzana.
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación de las costillas de ternera al kamado:

Saca la carne de la nevera al menos doras antes para que se atempere.

Enciende el kamado y estabiliza la temperatura unos 40 – 45 ºC.

– Cuando tengas el kamado a punto, pinta la carne con salsa worcestershire y espolvorea sal y pimienta al gusto.

– Por otro lado, mezcla el agua con la sidra y el vinagre de manzana y échalos en un recipiente con pulverizador.

Llena una bandeja o fuente de barro con agua y métela en el kamado. Así generarás humedad y la carne quedará más jugosa.

Coloca la costilla con la carne hacia arriba y pulveriza sobre ella la mezcla de agua, vinagre y sidra que acabas de preparar.

– Cierra el kamado y cocina la costilla a unos 37 – 40 ºC (100 ºF) durante 1 hora y 30 minutos o hasta que la temperatura interior de la carne alcance unos 60 -65 ºC.

– En ese momento, vuelve a rociar la costilla con la mezcla que tienes en el pulverizador y comprueba que la bandeja que hay en el kamado tiene agua. Si hiciese falta, añade algo más.

Sube la temperatura del kamado a unos 120 ºC (250 ºF) y deja que se cocine durante 4 horas y media más. Tiene que alcanzar una temperatura interior de unos 88 – 90 ºC.

– Transcurrido ese tiempo, saca la costilla del fuego, colócala en una bandeja y déjala atemperar por lo menos un par de horas tapada con papel de aluminio. También puedes dejarla de un día para otro y tomar la carne fría, es espectacular.

– Pasado el reposo, coloca la costilla en una tabla de cocina y córtala en filetes finos con un cuchillo afilado.

– Puedes comer la carne tal cual o calentar unas tortillas de trigo para fajitas, cocinar un poco de verdura en tiras a la plancha (a nosotros nos encanta hacerlo con cebolla y pimiento) y prepararte unos tacos de lujo.

– Y ya tienes unas deliciosas costillas de ternera al kamado listas para disfrutar.

Más recetas para la barbacoa que no te puedes perder:

5/5 (2 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.