Restaurante: Mesón el Rastro, en Ávila

El mesón el Rastro del que os vamos a hablar hoy es un mesón castellano con comida tradicional. Un lugar con encanto y con una relación calidad-precio muy buena.

Mesón el Rastro, en Ávila

Ubicado en un antiguo caserón adosado a la muralla de la cuidad, ocupa las antiguas caballerizas del palacio de los Dávila. El Mesón el Rastro, es un restaurante tradicional y familiar, que está abierto desde 1885.

Muchos de vosotros tendréis algún día de vacaciones la próxima semana y una buena excursión para los que viváis cerca de Madrid es visitar Ávila, una ciudad pequeña con mucho encanto. Pasear por sus calles es como volver a la época medieval.

Para comer, que es lo que aquí nos ocupa, os recomendamos este restaurante tradicional y, claro está, probar las especialidades de la zona.

¿Qué tomamos en el mesón el Rastro?

La cocina regional manda en la carta de este restaurante en la que disfrutar de la cocina castellana. Eso sí, todos ellos platos contundentes, acorde con el clima de la zona.

Como no podía ser de otra forma, probamos las famosas judías del Barco de Ávila con chorizo. Un guiso perfecto para un día de frío que estaba exquisito.

Mesón el Rastro, en Ávila

También tomamos sus patatas revolconas, uno de los platos típicos de la gastronomía abulense. Se trata de un puré de patatas con pimentón y servido con trozos de panceta crujientes.

Mesón el Rastro, en Ávila

La famosa ternera del valle de Amblés nos la sirvieron guisada en una cazuela de barro, y literalmente se deshacía en la boca. Todo ello regado con un Ribera del Duero de la casa, que nos encantó.

Mesón el Rastro, en Ávila

De postre, un tocinillo de cielo casero, con el que pusimos el broche final a una comida deliciosa.

Mesón el Rastro, en Ávila

El restaurante

Restaurante: Mesón El Rastro, en Ávila

Se trata de un mesón rústico castellano y familiar. El personal, en la misma línea del restaurante, te hace sentir como en casa.

Con un ambiente muy tranquilo, es perfecto para comer en familia, eso sí, sin esperar grandes lujos. No es un restaurante en el que encontrarás una vajilla lujosa o un ambiente chic.

Es un lugar en el que disfrutar de una comida casera en un lugar tranquilo, familiar y acogedor.

Un dulce típico de Ávila…

Para los que os planteéis una visita turística a esta bonita ciudad hay un dulce que no podéis dejar de probar: las yemas de Santa Teresa.

Un exquisito dulce que venden en todas las confiterías de la ciudad elaborado a base de azúcar y yema de huevo.

Yemas de Santa Teresa
  • Valoración: Muy buena.
  • Precio medio: 25 euros/persona.
  • Más información: El Rastro

Otros restaurantes con cocina tradicional:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes