Cómo utilizar la cáscara de naranja y limón en tus recetas

Array
Cómo aprovechar la cáscara de naranja y limón

En la cocina solemos utilizar únicamente la pulpa de las frutas y muchas veces nos olvidamos de la cáscara. En el caso de los cítricos es más que interesante no dejarla de lado.

La cáscara de la naranja y el limón tiene un delicioso aroma cítrico y es muy versátil en la cocina. Si las aprovechamos en casa no solo reducimos los desperdicios, sino que también enriquecemos nuestros platos, especialmente los postres.

Cómo usar la cáscara de naranja y limón en la cocina

cáscara de naranja y limón

La cáscara de naranja y limón puede ser un ingrediente clave en infinidad de recetas, aportando un delicioso sabor cítrico y un toque aromático único. Estos son algunos de los principales usos de este ingrediente en la cocina:

1. Aderezos y marinados: rallar la cáscara de naranja o limón y añadirla a tus aderezos para ensaladas, marinados para carnes o pescados, le dará un sabor fresco y cítrico a tus platos.

2. Postres: la cáscara de estos cítricos es perfecta para dar un toque de sabor a tus postres favoritos. Puedes utilizarla para aromatizar tus tartas, galletas, bizcochos o helados.

3. Bebidas: agregar ralladura de cáscara de naranja o limón a tus infusiones, tés o aguas saborizadas les aportará un aroma fresco y un sabor cítrico muy agradable.

¿Qué tener en cuenta cuando vayas a cocinar con ellas?

Aprovechar la cáscara de los cítricos en casa es muy sencillo, solo necesitas seguir estos consejos básicos:

1. Lava bien las frutas: antes de utilizar la cáscara de los cítricos, asegúrate de lavarlas muy bien para eliminar cualquier residuo de pesticidas o suciedad.

2. Utiliza solo la parte externa: es clave utilizar únicamente la parte externa de la cáscara, evitando la parte blanca interna que puede ser amarga.

3. Ralla la cáscara: usa un rallador o un pelador para obtener finas tiras de cáscara de naranja o limón. Puedes utilizarlas directamente en tus recetas o secarlas para su uso posterior.

4. Almacénalas adecuadamente: si no vas a utilizar la cáscara de inmediato, guárdala en un recipiente hermético en la nevera para mantener su frescura y aroma.

Cómo tener ralladura de naranja y limón en cualquier época del año

Un truco que funciona muy bien para tener cáscara de naranja y limón disponible en cualquier época del año consiste en secarla para poder guardarla en la despensa en un bote hermético.

Para ello tienes que pelar el cítrico que quieras, sacar la cáscara y eliminar la parte blanca todo lo posible, que como ya hemos mencionado es la parte que amarga.

Después puedes ponerla extendida en un papel y colocarla al sol para que se seque y dejarla ahí dos o tres días hasta que esté totalmente seca. Otra opción es secarla en el horno, poniéndola extendida en una bandeja de horno con papel en la base y meterla en el horno a 80 -90 ºC durante un par de horas o hasta que veas que está muy seca.

Una vez hecho esto, solo tienes que trocearla y triturarla con un molinillo de café o usando el accesorio picador de la batidora.

Luego solo tienes que guardarla en un bote hermético en la despensa para usarla en tus postres favoritos.

1 comentario en «Cómo utilizar la cáscara de naranja y limón en tus recetas»

  1. La verdad es que la cáscara de naranja y limón le dan un sabor especial a postres como el arroz con leche o las natillas.

    Y en los bizcochos un poquito de ralladura de limón pasa igual, tienen un sabor especial. A mi me encanta utilizarlos en la cocina.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.