Planes gastro

Restaurante Casa Jaime, en Peñíscola

Peñíscola, uno de los destinos de sol y playa más famosos del Mediterráneo, esconde una auténtica joya gastronómica: el restaurante Casa Jaime.

Restaurante Casa Jaime, en Peñíscola- Terraza

Foto: Facebook Casa Jaime.

Casa Jaime es un restaurante marinero ubicado en pleno paseo marítimo de Peñíscola, un lugar donde el producto manda y los arroces son los protagonistas.

Todo empezó en 1967 cuando Jaime Sanz abrió junto a su mujer, Pilar Bonfill, un bar de tapas en el casco antiguo de Peñíscola. En 1982 este bar de tapas se convirtió en el Restaurante Casa Jaime que conocemos hoy y cambió su ubicación por la actual: en pleno paseo marítimo de la localidad (avenida Papa Luna, 5), con una agradable terraza con vistas al mar y al famoso Castillo del Papa Luna.

Restaurante Casa Jaime - Playa de Peñíscola

Jaime Sanz fue marinero antes que cocinero y de ahí nace su pasión por los productos del mar, que son los protagonistas de su carta, junto con los arroces y suquets. Junto a él está su mujer Pilar Bonfill (en la cocina) y sus dos hijos: el mayor, Jaime, opera como jefe de sala y sumiller y el pequeño, Jordi, es el que se encarga de la parte creativa en la cocina. Os contamos qué platos probamos en Casa Jaime.

¿Qué platos probamos en el restaurante Casa Jaime?

Cuando llamamos para reservar mesa, nos preguntaron si teníamos pensado tomar algún arroz (son todos por encargo) y les comentamos que sí y que era nuestra primera vez allí, por lo que nos dijeron que entonces teníamos que probar el arroz Calabuch y, como bien mandados que somos, lo encargamos.

Para empezar la comida, mientras nos decidíamos, nos sirvieron unos boquerones marinados y unas patatas fritas de aperitivo.

Restaurante Casa Jaime - Tataki de atún

De primer plato optamos por el tataki de atún rojo del Mediterráneo con Vieira. Nos llegó a la mesa un atún de excelente calidad marcado a la plancha, acompañado con tartar de vieira, con una original vinagreta de miel y soja, huevas de salmón, alga wakame y unos trozos de un alga llamada Ramallo de mar, que sabía a percebe. Una muy buena forma de empezar la comida.

Restaurante Casa Jaime - Arroz Calabuch

A continuación llegó la joya de la corona, su arroz Calabuch, un arroz elaborado con ortiguillas y espardeñas, totalmente diferente de lo que estamos acostumbrados y que es un auténtico espectáculo. El nombre de este arroz es un homenaje al director de cine valenciano Luis García Berlanga y su película “Calabuch”, que se grabó en Peñíscola y que se dice que puso a esta localidad castellonense en el mapa. Como anécdota, se comenta que cuando el director de cine lo probó comentó: “Es fantástico, con este arroz me recordarán después de muerto”.

Poco más se puede decir de este arroz que no hayamos dicho ya: es un arroz diferente, con ortiguillas y espardeñas, unos pescados que antes eran de descarte y que ahora son auténticas joyas gastronómicas, que junto con el potente fondo con el que se elabora, lo convierten en un arroz muy especial, de esos que disfrutas a cada bocado. Pasó directamente a nuestra lista de favoritos, empatado con el de la Tasca del Puerto.

Todo esto lo regamos con un vino blanco de la zona que Jaime nos propuso con acierto: Mestizaje; un vino que se elabora con una variedad de uva local (merseguera) y que encajaba a la perfección con los platos que tomamos.

Restaurante Casa Jaime - Tarta de manzana

De postre nos propusieron una coca de manzana agridulce, que está fuera de carta ya que solo se prepara cuando las manzanas están con su punto justo de acidez y que se hace usando una paella para cocerla. Es una tarta de manzana, tipo tatín, que nos recordó a los postres fanceses de corte rústico. Muy buen final a una comida deliciosa. Terminamos con unos cafés, unos licores y unos petit fours.

¿Qué nos pareció el restaurante Casa Jaime?

Casa Jaime es un restaurante familiar, marinero donde el producto es el absoluto protagonista. Perfecto para disfrutar de una comida deliciosa junto al mar.

En Casa Jaime los platos de corte más tradicional, arroces y suquets, conviven en perfecta armonía con algunos de corte algo más moderno, como el tataki que tomamos para comenzar la comida. Un lugar donde la buena cocina y el buen producto van totalmente de la mano.

En sala el servicio es muy atento y, tanto en el interior del restaurante como en la terraza, disfrutas de una comida de lo más agradable.

Nos parece un sitio totalmente recomendable para disfrutar de un buen arroz y pescados de calidad.

Eso sí, el restaurante no tiene demasiadas mesas, por lo que es importante reservar si quieres ir a comer o cenar a su casa. Además, si quieres un arroz, tendrás que reservarlo con antelación.

  • Valoración: Excelente.
  • Precio medio: 40 – 50 euros /persona.
  • Más información: Casa Jaime

Restaurantes relacionados:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta