Salsa de champiñones sin nata para carne y pasta

5/5 (3 Reviews)

Esta salsa de champiñones sin nata para carne y pasta es facilísima de hacer y un plato muy versátil. ¡No te pierdas la receta paso a paso!

Lo mejor de esta propuesta es que te sirve prácticamente para acompañar cualquier tipo de carne, que se prepara en muy poco tiempo con muy pocos ingredientes básicos y que está de vicio.

Nosotros solemos hacerla espesita y luego si la usamos para acompañar pasta le ponemos algo más de leche o de agua de la cocción de la pasta, hasta que se queda a nuestro gusto. Si la usamos para poner de base en unas tostas, nos gusta con más espesor, si es para acompañar carnes, pues vamos ajustando texturas según la queremos. Como verás, solo lleva champiñones, leche, un pelín de harina y sal y pimienta y se prepara en muy pocos minutos. Y lo mejor es que el resultado merece muchísimo la pena.

Si a ti también te gustan las recetas con champiñones, no te puedes perder los champiñones en tempura, que son perfectos para servir en un picoteo; la crema de champiñones con avellanas y vieiras es ideal para empezar una comida especial; el hojaldre de champiñones y bacon es una gran alternativa para una comida con amigos; el risotto de champiñones está muy sabroso y es sencillísimo; la frittata de champiñones y queso feta te resuelve una cena en cero coma; los huevos rellenos de champiñones y gambas son una gran opción para servir en una celebración; los champiñones en salsa de vino blanco te sirven tanto como salsa para carnes como de guarnición; los champiñones rellenos de carne al horno son ideales para tomar como primer plato y el pastel de coliflor y champiñones te va a sorprender y también sirve como primero o como guarnición de una carne o un pescado. Vamos a por la receta de la salsa de champiñones sin nata para carne y pasta.

Ingredientes de la salsa de champiñones sin nata para carne y pasta para 4 personas:

  • 250 gr de champiñones.
  • 600- 700 ml de leche.
  • 3 cucharaditas rasas de harina.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva.

Preparación de la salsa de champiñones sin nata para carne y pasta:

Pon a calentar una cazuela baja o una sartén amplia con un chorrito de aceite de oliva.

Limpia los champiñones con un paño húmedo, sécalos bien y córtalos en láminas finas.

– Cuando el aceite esté caliente, echa los champiñones y cocínalos a fuego medio hasta que estén tiernos.

– A continuación, mueve los champiñones a un lateral de la cazuela y comprueba que no han absorbido todo el aceite. Si no queda, echa un pelín más de aceite a la sartén.

– Después, incorpora las tres cucharaditas rasas de harina (importante que no estén muy colmadas) y cocínalas con el aceite hasta que la harina esté ligeramente tostada (debe tener un color “rubio)”. Separa la harina con la cuchara para que no forme una “pelota” grande.

Riega los champiñones y la harina con 600 ml de leche mientras remueves sin parar con la cuchara de madera para que la harina se disuelva por completo en la leche. No te preocupes si queda algún grumito, durante la cocción de la salsa se va a disolver por completo.

Cocina la salsa a fuego medio (sin que deje de hervir en ningún momento) hasta que espese, tenga una textura fina –sin grumos- y no sepa a harina cruda.

Salpimienta la salsa de champiñones al gusto y ajusta su textura, si lo ves necesario. Utiliza los 100 ml de leche que tienes reservados para dejarla con el espesor que te guste.

– Y ya tienes una deliciosa salsa de champiñones sin nata ideal tanto para acompañar carnes como para servir con pasta.

Más recetas con champiñones que no te puedes perder:

5/5 (3 Reviews)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros contenidos interesantes