Recetas con tomate frito fáciles y deliciosas

Array

El tomate frito es un básico que te resuelve una comida en poquísimo tiempo. Toma nota de estas originales y deliciosas recetas y prepárate para disfrutar.

Recetas con tomate frito fáciles y deliciosas
Recetas con tomate frito fáciles y deliciosas.

Antes de meternos en la cocina, lo primero que hay que tener en cuenta es que es clave contar con un producto de calidad, bien con un tomate frito casero o apostar por una opción comercial sabrosa y saludable. En este último punto te proponemos el tomate frito de la marca Hida, que se elabora a fuego lento y de manera tradicional con ingredientes de calidad 100 % naturales. El resultado es una salsa muy sabrosa y una gran alternativa para dar un toque especial a tus platos.

Además de usarlo para darle un punto de sabor a cualquier sofrito que prepares para un guiso, puedes utilizar el tomate frito como ingrediente principal de infinidad de recetas. Te damos algunas ideas de platos donde este producto es el protagonista:

Salsa boloñesa casera

Receta de salsa boloñesa casera

La salsa boloñesa es una receta comodín, ya que se puede utilizar como base para preparar un montón de platos. Por eso es interesante hacer una gran cantidad que luego puedes congelar y usar para preparar mil cosas más.

Ingredientes:

  • 400 gr de carne picada.
  • 1 cebolla.
  • 2 zanahorias.
  • 100 ml de vino blanco.
  • 250 gr de tomate frito casero de Hida.
  • Aceite de oliva.
  • Sal, pimienta, albahaca y orégano al gusto.

Preparación:

– Calienta una sartén amplia con un chorrito de aceite de oliva.

Salpimienta muy bien la carne picada.

Pela y pica las verduras en trozos pequeños.

– Cuando el aceite esté caliente, añade las verduras y póchalas a fuego lento hasta que estén muy tiernas.

– A continuación, echa la carne y cocínala a fuego alto hasta que cambie de color.

Riega todos los ingredientes con el vino y déjalo unos minutos hirviendo para que se evapore el alcohol.

– Después añade el tomate frito casero de Hida, espolvorea sal, pimienta, orégano y albahaca al gusto y cocina todo junto muy lento durante 20 minutos o hasta que obtengas una salsa melosa y llena de sabor.

Ideas para utilizar la salsa boloñesa

Este clásico de la cocina italiana lo puedes usar para mil recetas totalmente distintas unas de otras. Si no te quieres complicar la vida, solo tienes que cocer unos macarrones o unos espaguetis y tienes un plato delicioso. Una alternativa más ligera a la pasta es hacerte unos espaguetis de calabacín en el microondas que están buenísimos acompañados de esta salsa.

Si preparas un puré de patatas cremoso, puedes hacerte un pastel de carne con salsa boloñesa que es una maravilla con todas las letras.

Pero es que también la puedes usar para rellenar unos champiñones, espolvoreas un poco de queso rallado por la superficie y los cocinas al horno a 180 ºC durante 30 minutos. ¡Y te marcas un aperitivo de diez!

Y, por supuesto, puedes utilizarla como relleno para una lasaña o unos canelones.

Otras recetas con salsa de tomate que te encantarán

Tener una buena salsa de tomate en la despensa te agiliza mucho la tarea en la cocina porque con ella puedes preparar platos riquísimos prácticamente con esfuerzo cero. Estas tres sencillas ideas son buenos ejemplos de ello:

Albóndigas con salsa de tomate

Si vas a preparar albóndigas de carne y no te apetece estar cocinando verduras para la salsa, un buen tomate frito te resuelve el problema.

Pon la salsa de tomate frito a reducir hasta que tenga la consistencia que más te guste (si quieres algo más de cremosidad puedes poner un pelín de nata), luego colocas las albóndigas unos minutos para que cojan todo el sabor y listo.

Huevos al plato

Receta fácil de huevos al plato al horno

Los huevos al plato son un recurso magnífico para los días en los que no sabes qué cenar y no te apetece complicarte mucho la vida.

Tan sencillo como poner una base de tomate frito en una cazuelita, añadir unos taquitos de jamón serrano o de lacón, si quieres unos guisantes –que pueden ser congelados sin problema- y colocar un huevo encima.

Horneas los huevos hasta que se cuajen y en menos de 5 minutos tienes una cena muy sabrosa.

Pollo con tomate

Pollo con tomate fácil- En la cazuela

Este clásico de nuestra cocina se puede hacer en forma de guiso muchas horas a fuego lento pero también hay una versión exprés que queda genial y no lleva trabajo ninguno.

Es tan fácil como freír un pollo cortado en tajadas hasta que la piel esté bien crujiente y sacarlo a un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

A continuación hay que poner una buena cantidad de tomate en otra sartén o cazuela grande –donde quepa toda la carne sin amontonarse-, se reduce un pelín, se añaden los tacos de pollo y se cocina todo junto hasta que la carne esté en su punto.

Como acabas de ver, el tomate frito es una salsa que no puede faltar en tu despensa, ya que con ella puedes preparar infinidad de platos ricos y muy saludables, aquí te hemos dado cuatro ejemplos, pero hay un millón de opciones más. ¡No lo dudes y prueba estas recetas con tomate frito para sorprender a tu familia y amigos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.