Receta: Cómo hacer un chuletón a la plancha

Categoría: Carnes

Receta. Cómo hacer un chuletón a la plancha

Convertir la cocina en un asador de categoría es mucho más fácil de lo que parece. Solo necesitamos una buena materia prima y unos consejos básicos para conseguir un plato perfecto.

Saber cocinar un chuletón no es complicado pero hay que conocer los puntos de cocción de la carne y saber cómo le gusta a cada uno. Por supuesto, contar con una buena materia prima es fundamental en este caso. A nosotros nos encanta la ternera gallega y la de Ávila.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 chuletones de ternera de dos dedos de grosor.
  • Sal en escamas.
  • Pimienta recién molida.
  • Un chorrito de aceite de oliva.
  • Pimientos asados como guarnición (opcionales).

Preparación del chuletón a la plancha:

- Dos horas antes de la comida, saca los chuletones de la nevera y déjalos a temperatura ambiente. Verás que la carne se hace más grande a medida que pasan las horas.

Receta. Cómo hacer un chuletón a la plancha
- A la hora de comer, pon a calentar una sartén plana –con forma de plancha- o una plancha a fuego alto.
- Añade unas gotas de aceite de oliva a la plancha.
- Para que la carne quede al punto, cocínala 3 minutos por cada lado a fuego medio-alto. De esta forma sellarás la carne y quedará tostada por fuera y sonrosada y jugosa por dentro.

Receta. Cómo hacer un chuletón a la plancha
- Cuando le hayas dado la vuelta, añade las escamas de sal y un poco de pimienta recién molida.
- Sirve inmediatamente tu chuletón acompañado de los pimientos asados o de unas buenas patatas fritas.

¿Carne a la piedra?

- Tomar la carne a la piedra es una buena opción si tenemos comensales que les gusta tomar la carne con diferentes grados de cocción.
- En el mercado puedes encontrar piedras de mármol eléctricas o utilizar sencillamente una piedra de mármol (no eléctrica) e incluso un ladrillo refractario (en nuestra zona es típico). Estas dos últimas opciones debes calentarlas en el horno o al fuego durante, al menos 30 minutos, para que la piedra mantenga el calor durante toda la comida.
- Calienta una plancha o sartén plana a fuego alto y cocina tus chuletones vuelta y vuelta, únicamente para sellar la carne y que tome algo de color. Debe quedar cruda por dentro.
- Corta la carne transversalmente en filetes de medio centímetro.
- En el momento de la comida, lleva la piedra a la mesa, la carne y la sal y la pimienta.
- Unta la piedra con un poco de manteca o de grasa del propio chuletón –si tiene-. Cada comensal puede ir cocinando la carne a su gusto y luego añadir la sal y la pimienta que desee.
- Es una alternativa perfecta para las comidas informales y para los novatos en la cocina. Todo el mundo queda encantado y la carne al gusto de todos los comensales.

Los puntos de la carne

El punto de cocción de la carne es clave para conseguir que tu comensal disfrute de un buen chuletón. Estos son los principales puntos:

- Poco hecha: para conseguir una carne poco hecha tienes que cocinarla durante poco tiempo a una temperatura muy alta. El interior de la carne debe templarse, pero estará sin cocinar.
- Sangrante: el procedimiento es exactamente el mismo que el anterior, solo que tienes que cocinar la carne un poco más. Hay que conseguir que el interior de la carne se caliente algo más que en el caso anterior, pero sigue quedándose muy poco hecha.
- Al punto: hay que cocinar la carne a fuego más lento y durante más tiempo. Un truco para saber que la carne está al punto es tocarla y comprobar que resiste a la presión del dedo. Quedará tostada por fuera y rosada por dentro pero no sangra.
- Muy hecha: en este caso hay que hacer la carne durante más tiempo y a fuego muy lento. Al presionarla notarás que está dura. Esta carne, al cocinarla durante tanto tiempo, pierde parte de sus jugos y no queda tan jugosa como en los casos anteriores.

Autor: Cigalita

Recetas relacionadas:

- Receta: Entrecot a la pimienta
- Receta: Salsa a la pimienta verde

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario