Noticias

Jamie Oliver critica al gobierno por descuidar la alimentación

Jaimie Oliver

Llevamos una semana muy movidita con uno de los temas que se está convirtiendo en un clásico en los informativos: la obesidad. El famoso chef inglés se moja asegurando que los gobiernos no hacen nada.

Tras varias noticias en los informativos sobre lo nocivo de las bebidas light y un informe de la ONU que declara que el sobrepeso y la obesidad son más peligrosos que el hambre, el cocinero británico también ha querido aportar su granito de arena en esta materia.

Durante una conferencia que impartió en Australia, aseguró que los políticos de Reino Unido no se preocupan mucho por la alimentación de los más pequeños que, además, padecen una de las tasas de obesidad más altas de Europa.

La obesidad, una epidemia

La obesidad, el mal del siglo XXI por excelencia, también se ha hecho fuerte entre los británicos. El 24% de los menores de 15 años son niños obesos y los datos que arrojan algunos estudios no son nada tranquilizantes puesto que se estima que el porcentaje podría llegar al 90% en 2050.

Y en nuestro país, abanderado y orgulloso de la famosa dieta mediterránea tampoco nos quedamos atrás: el 63% de los hombres y el 45% de las mujeres sufren sobrepeso. En cuanto a la tasa de niños obesos también es preocupante puesto que ya hemos superado a Estados Unidos.

El gobierno británico quiso ponerse manos a la obra y creó un plan para luchar contra esta epidemia, con el que el chef no está para nada de acuerdo ya que considera que son medidas muy descafeinadas. Y, además, parece que otros muchos expertos están completamente de acuerdo con Jamie Oliver.

Parece que la polémica está servida… ¿Qué opináis vosotros? ¿Creéis que cada vez comemos peor? ¿Los gobiernos deberían poner cartas en el asunto para resolverlo?

Vía: El Mundo
Foto: Web Jamie Oliver

Autor: Cigalita

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.