Guisos, pasta y arroces

Receta. Judías blancas con chorizo

 

Los platos de cuchara son los protagonistas de nuestra mesa, especialmente los días fríos. Las judías blancas con chorizo son un clásico de casa, un guiso de siempre que nos encanta.

La clave está, como siempre decimos, en tener una buena materia prima. En esta receta unas buenas judías blancas, de calidad, son básicas. Si encontráis en el mercado fabes asturianas, mucho mejor. Por lo demás, no hay ningún secreto. Vamos a por la receta.

Ingredientes para 4 personas:

  • 250 gr. de judías blancas.
  • 2 chorizos.
  • 1 morcilla de cebolla.
  • 130 gr. de panceta curada o de bacon (al gusto).
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla pelada.
  • 2 clavos de olor.
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera.
  • Un chorrito de aceite de oliva para el sofrito.
  • Sal al gusto.

Preparación de las judías blancas con chorizo:

– La noche antes de preparar el guiso, echa las judías en un bol grande y cúbrelas bien de agua. Tienes que tenerlas en agua al menos durante 8-10 horas, mejor de un día para otro.
– El día que vayas a preparar las judías blancas, escúrrelas y enjuágalas.
Échalas en una cazuela grande o en la olla exprés.
Cubre las judías con agua, deben quedar cubiertas por dos dedos de agua.
Pincha los clavos de olor en la cebolla y añádela a la olla.
– Incorpora la panceta y los chorizos.
– Pela los dientes de ajo y échalos a la cazuela.
– Sala al gusto.
– Pon a calentar la cazuela a fuego medio hasta que hierva. Empezará a aparecer una espuma blanca en la parte de arriba. Quítala con una espumadera, son las impurezas de las legumbres.
Cuece a fuego lento durante una hora y media, aproximadamente. Añade más agua si ves que se evapora y las judías se quedan sin caldo. Si utilizas olla exprés, cocínalas durante 20 minutos contando a partir del momento en que la olla comience a soltar vapor. Las judías deben quedar cocidas. Pasado ese tiempo, despresuriza la olla y quítale la tapa.
– Deja que sigan cociendo a fuego lento.
Pon a calentar una sartén con un chorrito de aceite de oliva.
– Cuando esté caliente, añade el pimentón y sofríelo. Ten cuidado para que no se queme.
Añade el sofrito a la olla e incorpora la morcilla. Se echa en este momento para que dé sabor al guiso sin deshacerse.
– Cocina las judías blancas otros 30 minutos más a fuego lento o hasta que veas que tienes un guiso con un caldo consistente y que las judías están completamente cocidas.
– Retira la cebolla, los clavos y los dientes de ajo.
– Si te ha quedado un caldo líquido, puedes espesarlo sacando de la olla media taza de judías con un poco de caldo, aplástalas hasta formar una pasta. Pasa esta pasta por un colador e incorpórala a la pasta. Así espesarás tu salsa.

Autor: Cigalita

Recetas relacionadas:

Receta: Judías blancas con níscalos y codorniz
Receta: Judiones con almejas
– Receta: Guiso de lentejas con chorizo
– Receta: Guiso de costillas con patatas
– Receta: Rabo estofado
– Receta: Garbanzos con chorizo y panceta

También puede interesarte ...

loading...

2 comentarios

  • Respuesta manuela 9 Marzo, 2015 at 20:23

    Hola me gustaría saber para que se le pone una cebolla con clavos

    • Respuesta cigalita 15 Marzo, 2015 at 19:56

      Hola Manuela,

      Pues básicamente para dar sabor a las judías. Los clavos se pinchan para que no se pierdan en el guiso y localizarlos rápidamente para desecharlos, una vez listas las judías.

      Un abrazo.

    Deja una respuesta