Entrantes y Aperitivos

Mollejas al vino tinto con salsa de ajo

Receta de mollejas al vino tinto con salsa de ajo
Este plato no tiene término medio: o lo adoras o lo odias. En cuestión de casquería no hay medias tintas. Eso sí, si te gustan las mollejas, esta propuesta de mollejas al vino tinto con salsa de ajo te va a enamorar.

Las mollejas de cordero son una de las piezas de casquería que más se consumen. Tienen un sabor delicado, nada fuerte, y una textura muy agradable. Perfectas para tomar en un aperitivo.

Nosotros el mundo de la casquería no lo tenemos demasiado trabajado, ya que solo consumimos algunas piezas como las mollejas, las carrilleras, las manitas o el rabo.

Nos gusta mucho probarlas en algunos restaurantes donde, con ingredientes tan humildes como estos, preparan platos magistrales. Buenos ejemplos son: el restaurante Lakasa que trabaja diferentes piezas de casquería con mucho acierto (en nuestra primera visita probamos las mollejas con #lasrevolconasdeAdolfo que nos fascinaron) también tienen en carta un original fiambre a base de callos y unas manitas de cordero rellenas de rabo guisado que quitan el hipo.

Teresa, en su restaurante, Azafrán, también es una experta en cuestión de casquería. Además de su guiso de carrilleras, que tiene siempre en carta, suele incorporar piezas como los sesos de cordero en diferentes guisos o los callos de pescado (de bacalao con atascaburras en su menú degustación).

Vamos a por la receta.

Ingredientes para las mollejas al vino con salsa de ajo para 2 personas:

  • 200 gr. de mollejas de cordero.
  • 50 ml. de vino tinto.
  • 150 ml. de caldo de carne o de agua.
  • 1/4 de cebolla.
  • 1 hoja de laurel.
  • Tomillo.
  • Harina, para enharinar las mollejas.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva.

Para la salsa de ajo:

  • 1 diente de ajo.
  • 20 gr. de pan rallado.
  • 3/4 de cucharadita de pimentón dulce de La Vera.
  • 300 ml. de agua.
  • Sal al gusto.

Preparación de las mollejas al vino tinto con salsa de ajo:

– Echa las mollejas en un bol con agua fría para que eliminen los restos de sangre. Déjalas durante un par de horas, cambiando el agua un par de veces durante este tiempo.
– Pasado ese tiempo, pela y pica la cebolla en trozos pequeños.
– Pon a calentar una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Cuando el aceite esté bien caliente, añade la cebolla y baja el fuego. Póchala, es decir, cocínala a fuego lento hasta que esté transparente.
– Mientras tanto, saca las mollejas del agua, sécalas, salpimiéntalas y enharínalas ligeramente.
– Cuando la cebolla esté lista, añade las mollejas y cocínalas hasta que cambien de color.
Riega las mollejas con el vino y sube el fuego, para que el vino elimine el alcohol.
– A continuación, añade el caldo junto con la hoja de laurel y el tomillo y cocina a fuego lento hasta que las mollejas estén perfectamente cocinadas y la salsa de vino haya espesado.
– Mientras tanto prepara la salsa de ajo, con la que acompañar las mollejas. Para ello, pela y pica el diente de ajo.
– Pon a calentar otra sartén con un chorrito de aceite de oliva.
– Cuando el aceite esté bien caliente, añade el ajo y dóralo.
Incorpora el pan rallado y mezcla con el aceite y el ajo.
Retira del fuego y añade el pimentón dulce. Mezcla bien.
– En un cazo pon a cocer los 300 ml. de agua. En el momento en que rompa a hervir, añade el agua a la cazuela donde tienes el pan rallado, el ajo y el pimentón y deja cocer durante 10 minutos para que espese ligeramente.
– Pasa la mezcla al vaso de la batidora y tritura hasta obtener una salsa espesa. Si ves que está demasiado espesa, puedes añadir un poco más de agua o caldo para aligerarla y dejarla a tu gusto.
– Sirve las mollejas al vino tinto junto la salsa de ajo y pimentón y prepara un buen pan para mojar. Ya solo te queda disfrutar de esta deliciosa receta.
– Posiblemente te sobrará salsa de ajo, que puedes guardar y utilizar perfectamente con cualquier carne a la plancha. ¡Le dará un toque muy especial!

Autor: Cigalita

Recetas relacionadas:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta