Dulces y Postres

Tarta de queso y chocolate blanco

Receta de tarta de queso y chocolate blanco

Te proponemos una cheescake de chocolate blanco (tarta de queso y chocolate blanco) que te va a enamorar. Ligera, nada dulzona y deliciosa.

Las tartas de queso son un auténtico capricho (no hay una que no nos guste…), en esta ocasión te proponemos combinar el queso y el chocolate blanco para hacer una tarta ligera – aunque a priori pueda parecer contundente, nada de eso- y con un sabor delicioso. Perfecta para celebraciones.

Si te gustan las tartas de queso, tienes que preparar nuestra tarta de queso clásica, el pastel japonés de queso, la tarta de queso y arándanos y la tarta de queso y cuajada. Vamos a por la receta.

Ingredientes para un molde desmoldable de 24 cm. de diámetro:

  • 175 gr. de galletas tipo Digestive.
  • 100 gr. de mantequilla.
  • 20 gr. de almendra en polvo.
  • 750 gr. de queso mascarpone.
  • 200 ml. de nata para montar (con al menos un 35 % de materia grasa).
  • 100 gr. de azúcar glas.
  • 4 huevos.
  • 3 cucharadas de harina.
  • 180 gr. de chocolate blanco.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.

Preparación de la tarta de queso y chocolate blanco:

– Para la base tienes que triturar las galletas tipo Digestive hasta convertirlas en polvo. Ayúdate del accesorio picador de tu batidora o hazlo con un mortero.
Derrite la mantequilla en el microondas.
– En un bol añade el polvo de galletas, junto con la almendra molida y la mantequilla derretida. Mezcla bien hasta que todos los ingredientes queden bien mojados en mantequilla.
Coloca un papel de horno en la base de un molde desmoldable y echa la mezcla de galleta y mantequilla. Aplana con una cuchara o espátula hasta obtener una base compacta. Verás que queda bastante húmeda, la idea es que al comerla esté tierna. Guarda el molde en el frigorífico mientras preparas el relleno.
– Echa el chocolate blanco en el accesorio picador de la batidora y tritúralo hasta dejarlo muy bien picado. Reserva.
– Precalienta el horno a 175 grados.
– Añade a un bol el queso mascarpone junto con la nata y bate con una batidora de varillas a velocidad baja hasta que ambos ingredientes integren.
– Añade el azúcar glas y continúa batiendo.
– A continuación, añade los huevos de uno en uno y sigue batiendo. No añadas un nuevo huevo hasta que el anterior esté integrado en la mezcla.
– Después incorpora 3 cucharadas soperas colmadas de harina y sigue batiendo hasta obtener una masa homogénea.
– Finalmente echa el extracto de vainilla y el chocolate blanco picado e intégralos con el resto de ingredientes.
Vierte esa masa sobre la base de galleta que tenías en la nevera y alisa bien con una espátula.
Hornea la tarta de queso y chocolate blanco durante 1 hora a 175 grados.
Deja enfriar con la puerta del horno entreabierta durante 2 horas más, hasta que esté totalmente fría.
– Pasado ese tiempo guarda la tarta en la nevera. Lo mejor es dejarla de un día para otro para que coja cuerpo.
– Al día siguiente desmolda la tarta y sírvela bien fría. Puedes acompañarla de una mermelada de fresa (o de frutos rojos) que puedes aligerar calentándola con unas gotas de agua o con la salsa de toffee que te propusimos hace un tiempo. Con esta última hace una pareja de muerte.
– Y ya solo te queda disfrutar de esta deliciosa tarta de queso y chocolate blanco.

Autor: Chipirón

Más recetas de tartas:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta