Dulces y Postres

Bizcocho de leche caliente

bizcocho de leche caliente

Este bizcocho de leche caliente es una auténtica delicia para los desayunos y meriendas. Es muy jugoso y tiene un sabor a vainilla que te va a encantar.

Lo particular de este bizcocho (y lo que le da la jugosidad) es que se prepara con leche que se calienta antes de mezclar con el resto de ingredientes. Ese truco hace que consigas un bizcocho con una textura muy interesante y algo que es importante: resiste muy bien el paso del tiempo.

¿Quieres que tus bizcochos queden perfectos? Antes de ponerte manos a la obra lee nuestro artículos sobre cómo preparar el bizcocho perfecto y no te pierdas duda muy frecuente sobre bizcochos: ¿por qué no suben?

Si eres fan de los bizcochos, no puedes dejar de probar el tropical bizcocho de mango, el ligero y esponjoso Angel Food Cake que se elabora con claras, la coca de calabaza, el especiado bizcocho de jengibre y manzana o la bica bicolor. Vamos a por la receta.

Ingredientes para el bizcocho de leche caliente (molde de 24 cm. de diámetro):

  • 190 gr. de mantequilla.
  • 280 gr. de leche.
  • 4 huevos.
  • 290 gr. de harina.
  • 300 gr. de azúcar.
  • 10 gr. de levadura.
  • 1/2 vaina de vainilla.

Para la glasa de leche:

  • 110 gr. de azúcar glas.
  • 40 ml. de leche.

Preparación del bizcocho de leche caliente:

– Precalienta el horno a 180 grados.
Bate los huevos con el azúcar con unas varillas hasta obtener una mezcla espumosa que haya aumentado su volumen.
– Pon en un cazo la leche junto con la mantequilla y calienta la mezcla.
Corta longitudinalmente la media vaina de vainilla y raspando su interior con un cuchillo extrae las semillas.
– Añade a la mezcla de leche y mantequilla las semillas de vainilla y la vaina.
– En el momento en que la mezcla comience a hervir, retíralo del fuego y saca la vaina de vainilla. Elimina esta última.
Añade los líquidos calientes al bol donde tienes los huevos con el azúcar mientras bates.
Tamiza la harina, es decir, pásala por un colador para que se airee y el bizcocho quede más ligero.
Incorpora la harina a la masa junto con la levadura. Mezcla con movimientos envolventes lo necesario para que la harina y la levadura se integren y consigas una masa homogénea. Si utilizas unas varillas, no batas deprisa..
Engrasa con una fina capa de mantequilla un molde desmoldable de 24 cm. de diámetro al que habrás puesto en la base un papel de horno, tal y como te contamos en el truco ‘Cómo desmoldar bien un bizcocho’. Espolvorea una fina capa de harina con el colador sobre la mantequilla. Así tu bizcocho se desmoldará a la perfección.
Echa la masa en el molde. Dale unos ligeros golpes contra la encimera para que se nivele y para acabar con las posibles burbujas de aire.
– Hornea a 180 grados durante 40 minutos. Pasado ese tiempo, baja la temperatura a 170 y cocina durante 10 minutos más. En ese momento, pincha con una brocheta y si sale seca, el bizcocho estará listo. Si sale húmeda, debes dejar que se termine de cocer.
– Una vez listo, saca el bizcocho de leche caliente del horno y deja que se temple sobre una rejilla.
– Cuando esté templado verás que las paredes se han despegado del molde. Es el momento de desmoldarlo. Déjalo enfriar por completo sobre una rejilla.
Prepara una glasa mezclando el azúcar con la leche con ayuda de una varilla hasta conseguir una mezcla homogénea y blanquecina. Puedes reducir o aumentar la cantidad de líquido en función de cómo quieres que quede espesa la mezcla.
Reparte la glasa por la superficie del bizcocho y deja que se enfríe y solidifique.
– Y ya solo te queda prepararte un buen café y disfrutar de este delicioso bizcocho de leche caliente.

Autor: Chipirón

Bizcochos relacionados:

También puede interesarte ...

loading...

Sin comentarios

Deja una respuesta