Noticias

La hamburguesa, el icono de Estados Unidos

La hamburguesa, el icono de Estados Unidos. Imagen de Pulp Fiction.

Ni la Estatua de la Libertad, ni la Casa Blanca, ni los rascacielos de Nueva York. El verdadero icono de Norteamérica es un sándwich de carne: la hamburguesa. Descubre cómo la hamburguesa, el icono de Estados Unidos, ha conquistado el mundo.

El origen de la hamburguesa, este delicioso bocadillo de carne picada que seduce a todos los que la prueban, es incierto. Hay un año, 1885, y dos posibles escenarios: cuando The Menches Brothers, en Nueva York, pusieron carne dentro de un sándwich o cuando Charlie Negreen, en Wisconsin, decidió poner la carne entre dos rebanadas de pan para que sus clientes pudiesen comerla mientras caminaban. Y después de esto, llegó la revolución.

La hamburguesa consiguió enamorar a ricos y pobres por igual, a presidentes de Estados Unidos y a obreros y también conquistó al mundo. Sí al MUNDO con mayúsculas, porque todos hemos caído rendidos ante este bocadillo. ¿Hay algún país que no tenga cadenas de hamburgueserías llenas de gente a la hora de comer o cenar? Lo dudo mucho.

Ya lo dijo Andy Warhol refiriéndose a la Coca-Cola – la bebida que suele acompañar a la hamburguesa y con la que ocurre exactamente lo mismo-: “Lo que hace grande a América es que los consumidores ricos compran esencialmente lo mismo que los pobres. Tú puedes ver la televisión mientras bebes Coca-Cola, y sabes que el presidente o Liz Taylor también beberán Coca-Cola”.

¿Cómo llegó la hamburguesa a todas partes?

Hamburguesa icono de Norteamérica- White Castle, primera hamburguesería

Foto de White Castle, la primera hamburguesería.

Hubo dos empresas responsables de democratizar la hamburguesa y convertirla en lo que es hoy en día. El 13 de septiembre de 1921 nació White Castle, en Wichita (Kansas), el primer restaurante del mundo especializado en vender este tipo de comida.

Hamburguesa como icono de Norteamérica: primer McDonald's

Así era el primer McDonald’s.

Y después llegó el momento de extenderlo por el resto del mundo. Fue McDonald’s quien se convirtió en la cadena de comida rápida más grande del mundo. Lo que empezó como un innovador restaurante familiar creado por dos hermanos, llegó a convertirse en lo que es ahora cuando Ray Kroc “se apropió” de la empresa de una forma, digamos, poco limpia y creó franquicias por todo el mundo (tienes que ver la película El Fundador).

“Tú puedes ver la televisión mientras bebes Coca-Cola, y sabes que el presidente o Liz Taylor también beberán Coca-Cola”- Andy Warhol.

Pero la cosa no queda ahí, de ser la reina del fast food ha pasado a convertirse en experiencia gourmet en toda regla y no solo en Estados Unidos. En España te puedes encontrar hamburguesas de todo tipo y clase y en todo tipo y clase de restaurantes. Este sándwich ya no es un plato de comida rápida que se toma por la calle. No para de reinventarse y siempre funciona. Ese es uno de los secretos de la hamburguesa, el icono de Estados Unidos.

Hamburguesa, el icono de Estados Unidos

No solo ha colonizado los restaurantes y planteado una forma diferente de salir a comer fuera, la hamburguesa también ha invadido la cultura. Desde la moda, hasta el cine y la televisión.

Y no nos cansamos de ver a actores e incluso a presidentes de Estados Unidos disfrutando de este sencillo y delicioso manjar tan norteamericano.

Hamburguesa como icono de Norteamérica: colección de Jeremy Scott para Moschino

La colección inspirada en McDonald’s que creó el diseñador Jeremy Scott.

Como buenos ejemplos tenemos al diseñador de moda Jeremy Scott, que lanzó una colección de bolsos inspirados en McDonald’s para la firma Moschino y las mil veces que la hamburguesa ha sido protagonista en películas y series icónicas como Pulp Fiction o Los Simpsons.

La hamburguesa convertida en icono de Norteamérica. En los Simpson

La familia Simpson disfrutando de una hamburguesa.

El expresidente Obama y el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se declaran fanáticos de este bocado tan suyo.

Hamburguesa como icono de Norteamérica. Obama y Trump comiendo hamburguesa

Entonces, ¿fue la hamburguesa la que se convirtió en icono de América o fueron los americanos los que la convirtieron en icono? Parece una respuesta que no resulta muy fácil de contestar a priori, pero la balanza podría inclinarse por la segunda cuestión.

Lo que nos gusta de la hamburguesa no es su sabor, ni lo fácil de comer que es, ni su versatilidad. Lo que realmente nos enamora de la hamburguesa es que es el plato favorito de los americanos. Y así, la hamburguesa, el icono de Estados Unidos, conquistó a todos.

Autor: Cigalita

Más recetas y restaurantes con buenas hamburguesas:

También puede interesarte ...

Sin comentarios

Deja una respuesta