Dudas

Truco de cocina: Cómo conseguir que la masa quebrada no baje

Truco de cocina: masa quebrada perfecta

A veces, cuando preparamos tartas con una masa quebrada o de hojaldre como base, al sacarla del horno vemos que han bajado los bordes y queda una tartaleta irregular. ¿Te ha pasado? Vamos a ver cómo conseguir una tartaleta perfecta.

Trabajar con masa quebrada o de hojaldre no es complicado, pero sí hay que saber algunas cosas básicas para conseguir que la tartaleta quede perfecta, con los bordes iguales. Es una pregunta que nos habéis hecho en algunas ocasiones, eso de que la masa se ha “asustado” y no ha quedado bonita. Bueno pues ya no va a volver a pasarte.

Trucos para conseguir una tartaleta perfecta

– Masa quebrada. Lo primero que hay que tener en cuenta es que tienes que utilizar una buena masa quebrada, de calidad y si puede ser fresca mejor. Si es congelada, descongélala en la nevera  hasta el momento de trabajarla.

– Temperatura de la masa. En el momento de empezar a trabajar la masa quebrada, ésta tiene que estar bien fría. Por lo tanto, guárdala en la nevera hasta el momento de forrar el molde con ella.

– Molde. Utiliza siempre un molde redondo antiadherente de metal y de calidad. Los bordes, mejor rizados para que la tartaleta quede con una bonita forma. Para poder desmoldar tu tartaleta perfectamente debes engrasar bien el molde con un poco de mantequilla y espolvorear una pizca de harina sobre la superficie.

– Trabaja la masa. Espolvorea un poco de harina sobre la encimera y coloca la masa, que tienes guardada en la nevera, sobre ella. Elige una masa que venga ya con forma redonda, así te resultará más fácil adaptarla al molde. Estírala con un rodillo que también tendrás enharinado para que no se pegue. Debes estirar la masa de forma que quede algo mayor que el molde que vas a utilizar.

– La masa en el molde. Coloca la masa quebrada sobre el molde con delicadeza y aquí llega un momento básico: nunca debes estirarla. Hay que depositarla en el molde y encajarla para que quede totalmente ajustada al molde, pero nunca estires, porque si estiras encogerá. Evita que quede tirante para que no encoja.

– Masa sobrante. La masa que te sobre en el borde debes doblarla y pasar el rodillo sobre ella para que la masa quede completamente ajustada al molde que vas a usar.

Truco de cocina: masa quebrada que no baja. Pinchar la masa

– Evitar que se hinche en el horno. Para ello, debes pinchar la base de la masa con un tenedor. Después coloca un papel de horno sobre ella y unos pesos o unas legumbres. Es fundamental que estén bien repartidas por la masa, especialmente por los bordes. De esta manera tu tartaleta no crecerá en el horno.

Truco de cocina: masa quebrada perfecta. Evitar que la masa suba en el horno

– Enfría la masa. Guarda la masa durante 20 minutos en la nevera para que se enfríe. Este es otro truco importante para que tu tartaleta quede perfecta.

– Calienta el horno. Cuando falten 10 minutos para meter la masa en el horno, precalienta el horno a 220 grados.

– Hornea la tartaleta. Mete la tartaleta en el horno, con calor arriba y abajo, y cocínala los 6 primeros minutos a 220 grados. Después, baja la temperatura a 180 grados y hornea la masa quebrada otros 9 minutos más. Pasado ese tiempo, saca tu tartaleta del horno y retira las legumbres y el papel de horno.

– Y ya tienes una tartaleta perfecta, lista para ser rellenada.

Recetas con masa quebrada

Receta: Tarta de limón
Receta: Tarta de calabaza
Receta: Tarta de manzana con base de hojaldre
Receta: Quiche Lorraine
Receta: Quiche marinera

También puede interesarte ...

loading...

Sin comentarios

Deja una respuesta